Google+ Críticas en Serie: MARS

domingo, enero 1

MARS

Empecemos el año y este último mes de Críticas en Serie preparando y viviendo la llegada del hombre a Marte. La preparación, en forma de documental, y la llegada como serie de ficción. Y todo en el mismo producto televisivo, un mix entre documental y serie de ciencia ficción que trata de enseñarnos lo que se está haciendo ahora para llegar a Marte y cómo podría llevarse a cabo dentro de veinte años.

2016-?

Año 2016, varias empresas están desarrollando tecnología espacial, dando los pasos que la NASA ya no puede dar por sus recortes presupuestarios. La iniciativa privada quiere adelantarse y piensa a lo grande: no solo llegar sino colonizar el planeta rojo.

La tripulación del Daedalus.
Año 2033, la nave con los primeros colonos, los que tendrán que preparar todo para los que llegarán después, amartiza y se propone seguir el plan que cientos de personas han estado desarrollando durante años para que la misión sea un éxito.

Para qué deciros otra cosa: a mí me flipa este tema y no soy objetivo. Pero más me gusta cuando, al contarnos parte en forma de documental, hace que la trama de ficción parezca todavía más creíble (aunque los contenidos sean muy superficiales). Además, National Geographic, que la produce, eleva el nivel del producto poniendo su reputación encima de la mesa, que también suma y los efectos digitales están muy currados. Hay escenas realmente impresionantes, de esas que gustaría ver en pantalla grande. 

Marte es todo exterior.
En cada capítulo, la historia salta del presente (documental) al futuro (ficción), de manera que vamos viendo en la serie de ficción las dificultades que los científicos del presente prevén que se tendrán en ese viaje, y cómo las van solventando (cuando es posible) para conseguir su objetivo.

Os adelanto el arranque de la historia en 2033. Tras siete meses de viaje llega el primer obstáculo importante: llegar vivos a la superficie del planeta. Y no parece fácil. Antes que ellos se enviaron los materiales necesarios para montar la estación marciana, pero antes de ponerse a montar muebles de Ikea hay que   encontrar agua. Tampoco parece fácil. La tensión en Marte es mayor que en la puerta de unos grandes almacenes el primer día de rebajas. Pero los valientes (¿temerarios?) que conforman la tripulación están ahí por algo: la misión es más importante que su propia vida.

Neil Degrasse Tyson.
En la parte documental reconoceréis alguna cara conocida del mundo de la ciencia. Sobre todo la de Neil Degrasse Tyson, presentador de la reciente secuela de 'Cosmos', que aparece para dar su opinión de vez en cuando. También os sonará Elon Musk, el empresario empeñado en ir a Marte y colonizarlo.

Entre los actores, también veréis a más de un habitual del blog. Está Alberto Ammann, que aquí es Javier Delgado, y al que vimos en 'Narcos'. También está Anamaria Marinca, que interpreta a Marta Kamen, la encargada de buscar vida en el planeta rojo, que reconoceréis de '4 meses, 3 semanas y dos días' y 'Europa Report'. Ben Cotton, aquí el capitán de la nave Ben Sawyer, es un secundario habitual que ha pasado ya por mil series. El actor más conocido quizá sea Olivier Martinez, más por sus tiempos de actor de cine. Luego se vino a menos.

'MARS' se han planteado como una miniserie de seis episodios pero hay ganas de una segunda temporada. Su creador también está interesado. Habrá que ver si quien pone la pasta también quiere seguir con otra tanda de capítulos.

Personalmente, me interesaría seguir viendo la parte de ficción. La parte documental es muy superficial en contenidos y casi es más un panfleto de Elon Musk para concienciarnos de la importancia de seguir con el proyecto de ir a Marte que otra cosa. Supongo que no se ponen demasiado técnicos para llegar al mayor público posible, pero si no van a contar nada de interés, casi mejor que en esa posible segunda temporada dejen esa parte (o la mejoren) y se centren en la ficción, aunque esta esté pensada dentro de los márgenes de lo posible, de lo científico.

En fin, os dejo este cóctel tan curioso que se bebe rápido y con ganas.