Google+ Críticas en Serie: Good Behavior

domingo, enero 8

Good Behavior

La pareja ideal. Ella, una ladrona, estafadora, alcohólica y drogadicta en recuperación. Él, un asesino a sueldo. El uno para la otra. El amor a veces te lo pone fácil. Debería haber una web para encontrar pareja hecha exclusivamente para gente fuera de la ley (lo mismo ya la hay, ahora que lo pienso). En 'Good Behavior' nos reencontramos con la prota de 'Downton Abbey' y con uno de los actores españoles que más echaba en falta desde hace tiempo. Ambos se convierten en los nuevos Bonnie y Clyde (aunque con menos afán de protagonismo). Tendrá segunda temporada.

Good Behavior
2016-

Javier es un chef privado. O sea, que es un cocinero que va allá donde lo necesitan para cocinar sus mejores platos. Letty es una escritora o quiere serlo, y trabaja en Instagram. Bueno, miento (como ellos): estas son sus tapaderas más habituales. En realidad Letty roba cuando puede mientras hace lo posible por recuperar a su hijo, del que perdió la custodia hace tiempo, y trata de evitar que las tentaciones del alcohol y las drogas la vuelvan a hundir en la miseria. Y Javier, que cocina decentemente, es más de cobrar por matar, aunque en su cabeza sus víctimas se lo merezcan (no al nivel 'Dexter', pero él trata de justificarlo).

Se complementan y se entienden.
Michelle Dockery ha vuelto con el papel más opuesto posible a su Lady Mary Crawley de 'Downton Abbey'. Está claro que quería cambiar de tercio. Y le sienta muy bien, aunque tenga que ir a ver a su agente de la condicional cada semana (si le cuadra), y arreglárselas para no ser detenida por sus nuevos delitos, que no deja de cometer. A Letty le cuesta dejar de hacer lo que mejor se le da. Qué se le va a hacer.

Juan Diego Botto ('Historias del Kronen', 'Martín (Hache)', al que no veo desde su cameo en '¿Qué fue de Jorge Sanz?', vuelve a nuestras pantallas con un personaje realmente interesante. No solo por su trabajo, matar gente por dinero, sino por lo que aporta a Letty. Juntos se equilibran, más ella que él. Encajan. Además, el pasado de Javier, ya lo iréis viendo, está lleno de drama, con una familia de lo más "simpática". Se salva su hermana Ava, intepretada por, atención, María Botto, la hermana de Juan Diego en la vida real (a veces pasan estas cosas). Los veremos hablando español, aunque con acento argentino (ambos son españoles y argentinos en la vida real, así es que lo tienen fácil).

Ella es de usar pelucas y cambiar de nombre.
'Good Behavior' es la adaptación de la novela del mismo nombre de Blake Crouch, que cambia de género con esta historia. Este autor es más conocido por sus novelas de terror. Suya es la trilogía de la que surge 'Wayward Pines' (la serie es malurria, nada que ver con esta que traigo hoy).

La casualidad une a estos dos inadaptados. Ellos hacen el resto para seguir juntos, aunque quieran seguir siendo independientes y tomar sus decisiones sin consultar al otro. No es fácil confiar en alguien con la vida que han estado llevando hasta el momento de conocerse. Será cuestión de tiempo, pero mientras tanto los vamos conociendo al mismo tiempo que ellos el uno al otro, lo que suma interés y nos hace más cómplices de su aventura (y aventuras).

En fin, una serie con buenos personajes que se van llenando de sentido con cada capítulo, que van rompiendo su coraza emocional y a los que vamos entendiendo mejor con cada kilómetro de carretera que van dejando atrás. Que aproveche (y más ahora que sabemos que tendrá segunda temporada).