Google+ Críticas en Serie: Falling Water

martes, diciembre 13

Falling Water

El mundo de los sueños siempre nos ha parecido un misterio. A veces es tan real que parece mentira que solo sea el caótico producto de nuestro cerebro. Claro que esto no es así para toda la gente (al menos en la ficción). Hay quien puede moverse en sus sueños (o en los de otros) como quien pasea por la calle. Para algunos, es simplemente otra realidad, oculta para la mayoría de la gente pero que está ahí, justo delante de nuestras narices esperando a ser descubierta. A ojos del espectador, puede ser una paranoia muy loca. Y es que lo es.

Falling Water
2016-

Quizá sea ese punto lisérgico la única razón para traer esta serie al blog. Esos momentos oníricos que te hacen pensar lejanamente en las pelis de David Lynch (cuando todavía no los sabes interpretar), siempre con la duda de si lo que estás viendo merece la pena o es simplemente la basura imposible de reciclar que ha salido de la cabeza de su guionista. También tenemos otra razón para verla: está en parte producida y dirigida por Juan Carlos Fresnadillo, el director de 'Intacto' o '28 weeks later'.

Escenas surrealistas.
Aviso, cuesta entrar en 'Falling Water' y es fácil salir de ella. O sea, que no le auguro un futuro feliz. Pero tantas veces me he equivocado que por qué no apostar esta vez a caballo perdedor. Lo mismo solo por llevarme la contraria la cadena no la cancela y se convierte en algo que merece la pena. Pero entremos en materia.

La rallada es la siguiente: tenemos varios protagonistas que no se conocen entre sí y que de alguna manera y a distintos niveles conectan (no, no es 'Sense8') con el mundo de los sueños y se manejan dentro con más o menos soltura. Todos ellos tienen un objetivo personal que los lleva a meterse en más de un lío y a encontrarse en esa otra realidad.


Juegan por los pasillos.
Tess es la más experimentada. Tiene una facilidad pasmosa para cruzar la línea de este mundo al de los sueños, y un objetivo: encontrar al hijo que cree/sueña haber tenido y que el resto de la gente le dice que no existe. Este es el papel de Lizzie Brocheré, la actriz francesa a la que hemos visto en 'The Strain' o 'Versailles'.

Luego está Taka, el policía cuya madre está en estado catatónico y que se encuentra con una extraña secta relacionada con el mundo de los sueños. Will Yun Lee es el actor que interpreta a este personaje.

Si hay un niño raro en la historia, mejor.
Y por último, Burton, que en sueños ha conocido a una mujer que parece de lo más real. Este es el papel de David Ajala.

Entre los secundarios lo mismo reconocéis a Zak Orth, al que vimos en la olvidable 'Revolution', o a Brooke Bloom, que estuvo en 'Alpha House'.

Al trío de protagonistas en principio sin conexión se irán sumando otros personajes, algunos amigos, y muchos enemigos, claro, porque hay intereses ocultos, y gente con mucho poder utiliza ese mundo alternativo para conseguir sus oscuros objetivos (y esta es la forma en la que intento no spoilear demasiado...). De todas formas, no hace falta ser un genio para darse cuenta muy pronto que la trama va a girar en torno a ese niño que aparece en mil cartelillos azules en cada capítulo y al que pronto los personajes van a ir encontrándose cuando menos se lo esperan.

En fin, os la dejo por aquí por si queréis echarle un vistazo. Puede que (o puede que no) sea una de las últimas que entren en Críticas en Serie.