Google+ Críticas en Serie: Berlin Station

sábado, noviembre 26

Berlin Station

Vuelvo con una de espías. Esta vez le toca a la CIA y a su sede alemana en Berlín. Al parecer alguien está filtrando información a la prensa, a lo Snowden, sobre cuestiones clasificadas secretas, lo que puede traer problemas a la agencia estadounidense de espionaje y, sobre todo, a los miembros de la sede berlinesa. El prota es el encargado de descubrir quién está detrás de esas filtraciones. Al mismo tiempo, vemos cómo funciona la política interna de la CIA, sus tejemanejes y corruptelas.

Berlin Station
2016-

Thomas Shaw es el nombre en clave de este particular garganta profunda que está pasando información clasificada a la prensa con la que puede dejar en calzoncillos a muchos agentes de la CIA y desarmar las misiones que se dirigen desde sede berlinesa de la agencia. La situación es extrema. Para frenar esto, llega a Berlín Daniel Miller, el personaje que interpreta Richard Armitage ('Hannibal', 'El Hobbit'), y que ya trabajó como espía para el MI-5 en la genial 'Spooks'.

Compañeros pero no amigos.
Digamos que Miller tiene que espiar a los espías que le rodean porque lo más lógico es que el que filtra la información sea uno de ellos. Es colmo del espía. Además, la atención que está recibiendo la sede berlinesa de la CIA está poniendo muy nerviosos a sus jefes, que se ve que algo tienen que esconder.

Allí nos encontramos con Steven Frost, el papel de Richard Jenkins (el señor Fisher en 'A dos metros bajo tierra', nominado al Oscar por 'The Visitor' y al que vimos en 'Olive Kitteridge') y con Robert Kirsh, su amigo y compañero de andanzas sospechosas e intereses ocultos y el personaje de Leland Orser ('ER', 'Taken').

Como es normal en estos casos, la situación se va enredando, implicando a cada vez más gente. La periodista que filtra las informaciones, los colaboradores de uno y otro bando, el servicio secreto alemán que por su puesto anda también por allí; todos ellos se van sumando a esta historia, que no parece que vaya a terminar con todo el mundo en pie.

Daniel y la periodista.
Y para rematar, en medio de todo, el trabajo de espionaje hay que seguir sacándolo adelante. El terrorismo islamista no descansa y ahí encontramos al personaje de Michelle Forbes ('The Killing', 'In Treatment', 'True Blood'), Valerie Edwards, la agente encargada de desenmascarar una célula islamista de la que desconocemos sus intenciones, y que se convierte en la segunda trama de la serie.

Si hay una serie de espías, no puedo faltar a la cita. Y en este caso no solo está aquí por el género sino porque es de las que engancha, de las que no solo se queda en el trabajo del espía, sino que toca temas delicados, políticamente polémicos, y nos enseña lo que ya imaginamos que sucede tras las siglas de una organización opaca como es la CIA, pero que a pesar de todo nos sorprende.

En fin, una nueva recomendación que entra en la lista de este rinconcito seriéfilo que es Críticas en Serie. Como adelanto, aquí tenéis el tráiler.