Google+ Críticas en Serie: The Good Place

lunes, octubre 31

The Good Place

La idea es tan buena y divertida que temo que no aguante el paso de los capítulos, pero por ahora me estoy riendo mucho con esta serie. Es una tontá del creador de 'Parks and Recreation', con un planteamiento muy loco (y religioso) y unos personajes de esos que hace él, exagerados, algo idiotas y llenos de chispa. ¿Qué pasa cuando mueres? Hay mil respuestas, según a qué gurú religioso le preguntes. En esta serie, lo más probable es que vayas a un sitio muy malo.
2016-

Nadie sabe lo que pasa cuando te mueres. Bueno, sí, la Ciencia. Tu cuerpo se descompone y desapareces para siempre. Tu materia pasa formar parte de cualquier otra cosa, o flota por ahí, y así desde el Big Bang y hasta no sabemos cuándo. Pero las religiones siempre tienen una respuesta rápida y muy "creativa" (copiada habitualmente de otras previas) que da más juego que la simple realidad conocida. Es mucho mejor si cuando mueres, aunque tu cuerpo ya no esté, algo de ti perviva consciente y pase a otro plano. Algunas de esas religiones premian y castigan según el comportamiento en vida. Si has sido "malo", te puede esperar una eternidad de dolor y sufrimiento. Si has sido "bueno", una fiesta constante, el premio a una vida dedicada a cumplir con las órdenes que tu religión te ha dictado. En 'The Good Place' conocemos (es un decir) la verdad verdadera.

Eleanor y Tahani.
Cuando Eleanor vivía no se podía imaginar dónde iba a ir a parar al morir. La verdad es que ni se lo planteaba. No sabía que de todos los miles de millones de personas que han vivido sobre la Tierra, tan solo unos pocos miles acaban en 'The Good Place'. Esto es porque los requisitos para entrar allí son realmente exigentes, con lo que la mayoría de la población acaba en The Bad Place, claro. La cuestión es que ella no ha sido buena persona. Así es que parece que el hecho de que esté en el barrio celestial creado por Michael es un error. Y muy gordo. Pero ella, claro está, no va a corregir el error para irse a pasar la eternidad a un lugar infernal.

En este Buen Lugar Eleanor conocerá a gente que ha hecho el bien en el mundo. Gente que merecería llevarse todos los premios a la bondad que se pudieran dar, como a Tahani o a Chidi. A Eleanor le podría bastar con disimular, comportarse bien y que nadie se enterara, pero no es suficiente: cuando hace algo malo (ella es así) la creación de Michael sufre y la paz se rompe. Digamos que ese mundo nota que hay una perturbación en la Fuerza, que alguien que no merece estar allí se ha colado en el barrio y el equilibrio se rompe. Las consecuencias son desastrosas.

Chidi, el alma gemela.
Como decía, la historia es muy tonta, tiene un humor muy simple, pero en eso estriba su gracia. El personaje de Michael, interpretado por Ted Danson ('Cheers', 'Damages', 'Fargo', 'Bored to Death'), es lo mejor de la serie hasta ahora. Es un ser no humano (con forma humana), bueno y responsable, que está obsesionado con que su barrio funcione perfectamente. Es el personaje más gracioso. A Eleanor la interpreta Kristen Bell, a la que vimos en 'House of Lies' y antes en 'Gossip Girl'. El resto de actores son bastante poco conocidos. Como en 'Lost' (se me viene a la cabeza), la serie enseña con flash-backs el pasado de los protagonistas, solo que aquí no nos cuentan su vida antes de la isla, sino su... vida, a secas. De esa forma vamos entendiendo el porqué de sus comportamientos en su nueva y perfecta vida tras la vida.

En fin, una comedia ligera para pasar el rato, con unos cuantos buenos puntos de humor y unos personajes casi circenses que van siguiendo la trama como una carrera de obstáculos. Divertida e inocentona aposta; mientras siga así, me la quedo.