Google+ Críticas en Serie: Trapped

miércoles, septiembre 21

Trapped

De la fría Islandia nos llega esta historia de crímenes en un pequeño pueblo costero. Al mismo tiempo que un enorme ferry llega a puerto un cuerpo desmembrado aparece flotando en el mar. La paz perenne a la que estaban acostumbrados por aquellos lares se rompe de la peor forma. Y esto es solo el principio (¿la punta del iceberg?). Tras el éxito que ha tenido, 'Trapped' ha sido renovada para una segunda temporada, en la que veremos una nueva trama policial. Pero entremos en más detalle.

Trapped (Ófærð)
2015-

La historia transcurre en (esperad, a ver si puedo escribirlo) Seyðisfjörður, un pueblo de unos 2000 habitantes en la costa este de Islandia. Lo más emocionante que pasa allí es que de vez en cuando hay una avalancha de nieve. Y ya.

Andri y su ayudante.
La intención de sus políticos (en la serie), es convertir aquello en un gran puerto por el que pasen los buques comerciales que hacen la ruta por esos mares entre China y Estados Unidos. La idea no es mala. Pero no todo el mundo allí está convencido. En medio de todo esto, como adelantaba, y justo cuando llega un ferry a dejar y recoger pasajeros, aparece un cadáver flotando en el mar.

Pueblo en tierra inhóspita, cubierta de nieve, donde nunca pasa nada, y de pronto... La comparación con 'Fotitude' es inevitable. También juega a lo mismo que 'Broadchurch' o 'Top of the Lake', con la idiosincrasia propia de cada cultura, que marca sin duda la forma y el ritmo de la serie.

En comparación con la británica 'Fortitude', 'Trapped' es más mundana, ágil y digerible. Menos, cómo decirlo, "poética". No digo que sea mejor, pero se agradece que la historia avance con un par de marchas más.

El cuerpo de policía del pueblo (no voy a decir otra vez el nombre) está compuesto por tres miembros: el jefe de policía y prota de la serie, Andri Ólafsson, y sus ayudantes, Hinrika y Ásgeir. Son ellos quienes tienen que resolver el caso, que se presenta complicado y más que se enreda conforme avanza la historia. Como suele suceder en este tipo de series, la lista de sospechosos va creciendo, cosa que el culpable y los espectadores agradecemos.

Aparte del caso en sí (y las vistas de las montañas nevadas bajo las que se asienta el pueblo), es intereante que la serie no se quede simplemente en una investigación policial. En 'Trapped' nos metemos en la vida de los personajes, en sus miserias, y se tocan varios temas delicados (maltrato o inmigración, por ejemplo). Por dar algún detalle: Andri está divorciado y es incapaz de quitarse el anillo de boda, incluso delante de su exmujer, que ha venido al pueblo con su nueva pareja. La gestión emocional de la muerte de una hija o una novia es otra difícil subtrama que surge en la serie. Pareciera que el cadáver hubiera llegado al pueblo para abrir antiguas heridas.

En cuanto al cásting, no voy a enrollarme demasiado. A lo mejor os suena el prota, Ólafur Darri Ólafsson, al que vimos en 'The Missing', y que saldrá también en 'Quarry' y en 'Emerald City'. Del resto no tengo referencias destacables, pero no hay ningún actor malo que te haga querer dejar de ver el drama al que se enfrentan en este pueblo.

En los diez episodios de la serie da tiempo a contar toda la historia. La serie tiene un final cerrado y podría haberse quedado perfectamente en miniserie, pero la cadena ha decidido darle una segunda temporada, así es que tendremos un nueva trama.

En fin, os dejo con 'Trapped'. Ya me diréis qué os parece la primera serie islandesa que llega al blog.