Google+ Críticas en Serie: Outcast

sábado, junio 25

Outcast

Miedete rico. No soy yo de los que se asustan viendo pelis de miedo. Una de dos, o me río o me aburren. Y si van de posesiones infernales, hasta bostezo mortalmente. Si traigo 'Outcast' al blog es que, por ahora, me está haciendo pasar un buen rato. Algún sustillo, personajes interesantes y lo que apunta a ser una historia de Elegido (o Marginado) contra el Mal, así, en mayúsculas. Y lleva la firma de Robert Kirkman ('The Walking Dead'), que es buena tarjeta de presentación.

Outcast
2016-

No es mi género favorito, ni de lejos. Lo habitual en el cine de posesiones (no me refiero al de gente con pasta, sino a la poseída por el demonio) es que un demonio X posea a una mujer o un niño, y un cura con una garrafa de 5 litros de agua bendita y un maletín lleno de biblias se pase hora y media de película tratando de que el bicho-okupa salga del cuerpo del inocente de turno.

Un niño complicado.
Después de haberle dado varias palizas al cuerpo del pobre anfitrión, que acaba retorcido, amoratado y, en muchas ocasiones, con el estómago tan revuelto que acaba potando hasta la primera papilla, el exorcismo termina y el mal huye veloz por una ventana o chimenea, a veces incluso por la puerta, dando un portazo, como queriendo decir la última palabra. Y ahí acaba la peli... o no, porque a veces dejan ver que el demonio en cuestión ha ocupado otro cuerpo, y que habrá así una segunda parte (y una tercera, cuarta...). Quizá estoy simplificándolo mucho. Quizá no. (O sea, no). Pero entremos en materia, que me voy por las ramas.

En 'Outcast', oh sorpresa, sucede todo esto que he dicho (si no no sería una serie de posesiones demoníacas), pero, importante, no se queda solo en eso ni huele a lo mismo. Me explico. Hay un cura exorcista, sí, pero no es el típico meapilas. El reverendo Anderson los tiene bien puestos. Tanto, que confía en Kyle Barnes, el verdadero protagonista de la historia. Hay gente poseída, faltaría más, pero pronto sabemos que hay un nexo y quizá una razón. Hay argumento, más allá de la mera posesión de copy-paste.

Kyle, el Marginado.
Kyle es el marginado (el Marginado). Es un tipo rarito que ha tenido muy mala suerte en la vida. Parece que a su alrededor todo el mundo acaba mal de la cabeza, o poseído, no se sabe muy bien. Pero tiene un don, y eso puede ayudar al reverendo a limpiar el pueblo y alrededores de lo que parece una epidemia de posesiones. En principio no es realmente una epidemia. Más bien parece como un brote de gripe, y la gente no es muy consciente de lo que está pasando. El reverendo sí, claro, sabe que winter is coming y que Kyle puede ayudar a ponerle freno, porque Kyle, además de rarito es especial. Los demonios lo saben. Él, de primeras, no tanto pero ya se irá dando cuenta.

Outcast, el cómic.
La serie, creo que no lo he dicho, es la adaptación que Kirkman hace de su propio cómic, que empezó a publicarse en 2014 y sigue sacando números mensualmente. Todo queda en casa.

Kirkman ha fichado a Philip Glenister para el papel del reverendo. Os sonará de 'Life on Mars' (la británica) y de la miniserie 'State of play', entre otras. A Kyle lo interpreta Patrick Fugit, uno de los actores de 'Casi Famosos' y de 'Gone Girl'. Entre los secundarios reconoceréis alguna cara conocida, como la del policía viejuno, interpretado por Reg E. Cathey ('House of Cards' o 'The Wire'), la del policía más joven y cuñado de Kyle (el cuñado que hace de "cuñado"), interpretado por David Denman (sí, salía en 'The Office'), y su esposa y hermana de Kyle (por eso son cuñados), Wrenn Schmidt, a la que hemos visto en 'Boardwalk Empire'. También veremos a un ex 'Friday Night Light', Scott Porter, y a Brent Spiner, en el papel de Sidney, y que para mí siempre será Data ('Star Trek').

De vez en cuando toca darle una vuelta a los géneros. Hacer lo mismo de siempre pero con un toque personal, dándole una pátina de novedad. A veces esa actualización es un acierto y aporta algo nuevo. A Kirkman le salió más que bien retomar el género zombi (y llamarles walkers). Visto lo visto en este arranque de serie, es posible que haya vuelto a dar en la diana con 'Outcast' y sus demonios. Y si no, el tiempo dirá.