Google+ Críticas en Serie: Hap and Leonard

domingo, junio 19

Hap and Leonard

A los que echamos de menos las series polvorientas, llenas de perdedores y de delincuentes de segunda, a los que nos quedamos huérfanos cuando acabó 'Justified' o 'Deadwood', es posible que esta nueva serie de Sundance Channel nos pueda dar cierto sustento, calmar el síndrome de abstinencia que no se nos va por mucho que veamos otras series. 'Hap and Leonard' está basada en los personajes de las novelas del mismo nombre de Joe R. Lansdale.

Hap and Leonard
2016-

Hap y Leonard son amigos desde hace mucho tiempo. Tienen un pasado que desconocemos y que nos va llegando poco a poco. Lo vamos entresacando de sus conversaciones y de algunos flash-backs. Pocas cosas se han mantenido desde esos años excepto su amistad. Una amistad que sorprende a muchos y que parece irrompible, aunque se pasen todo el tiempo discutiendo, metiéndose el uno con el otro.

Hap Collins es James Purefoy. Lo recordaréis de la gran 'Rome' y de la olvidable 'The Following'. Cuando lo conocemos es un tipo que sobrevive como puede, como Leonard. Ambos trabajan de jornaleros en una plantación de rosas. Pero está claro que ese no es su sitio, que van a durar muy poco allí. Los guionistas han pensado algo mejor para ellos.

Leonard Pine es Michael Kenneth Williams. Por el nombre a muchos no os sonará de nada. Si os digo que es el gran Omar Little de 'The Wire' o Chalky White en 'Boardwalk Empire', seguro que ya le ponéis cara. Leonard es todo un personaje, potente, duro y fiel como nadie a Hap. Son amigos desde niños y han pasado mucho juntos. Saben los defectos y virtudes del otro, y, aun siendo tan distintos, se complementan perfectamente. Como otros personajes que ha interpretado este actor, Leonard es gay, pero no cumple con el perfil de gay que se suele llevar a la ficción. Cuando lo veáis sabréis a lo que me refiero.

La solución a sus problemas (y quizá un problema mayor) se llama Trudy. Este es el papel de Christina Hendricks, la curvilínea pelirroja de 'Mad Men'. Ella es el punto débil de Hap, y aparece para proponerles un negocio, un plan que los sacará de pobres y que, en principio, parece fácil de ejecutar. Pero claro, solo lo parece.

Como adelantaba, 'Hap and Leonard' está basada en las novelas de Joe R. Lansdale, del mismo nombre. Estos personajes han dado ya para nueve novelas y varios relatos. Por lo leído, la serie ha adaptado los personajes pero no se ha basado en las historias de Lansdale para desarrollar sus tramas.

Los personajes enganchan desde el primer minuto. Ellos, Hap y Leonard, tienen esa pátina de perdedores que no se va con ningún lavado. Son gente que no ha sabido cómo montarse la vida pero que sigue intentándolo, aunque sea cometiendo más errores. Son personajes que se dejan llevar por sus instintos, aunque se resistan en un principio, y caen una vez más sabiendo como saben que la decisión que están tomando tiene más probabilidades de dejarlos peor que estaban que de cambiar su destino. De perdidos al río, que se suele decir, y ellos lo cumplen  a rajatabla. Ella, Trudy, es un peligro con tacones, y sabe manejar sus armas como nadie, pero aunque nos llegue como mujer fatal, manipuladora y todas las etiquetas que se nos puedan imaginar, seguro que también hay donde rascar. Lo iremos viendo.

Pero hay más chicha, claro: los amigos de Trudy (un grupo de revolucionarios hippies que quieren cambiar el mundo) y una pareja de pirados que van dejando cadáveres a su paso enredarán la trama para meter en problemas a los protas. Estos secundarios, "los malos", parecen salidos de una probeta en la que hubieran mezclado genes de personajes de Tarantino y de los hermanos Coen. Un cruce extraño que le da mucho ritmo a la serie y un gran dolor de cabeza a los protagonistas.

En, fin, os dejo con el tráiler de esta serie, cuya primera temporada ha tenido tan solo seis capítulos, suficientes para contar la historia, cerrarla y dejarnos con ganas de más, por los personajes, claro, y por esa curiosa mezcla de comedia, drama, acción y sangre.