Google+ Críticas en Serie: Bedrag

jueves, junio 2

Bedrag

Las alegrías que nos da la tele danesa no se acaban. Con 'Bedrag' han ido sobre seguro, poniendo al frente a dos guionistas de la grandísima 'Borgen', con buenos personajes y una gran trama. Si en la anterior nos sumergimos en la política danesa, en la que os traigo hoy toca meterse de lleno en la corrupción económica de las grandes corporaciones, con una investigación policial que tratará de demostrar que no es oro todo lo que reluce en la gran empresa Energreen. Tendrá segunda temporada.

Bedrag
2016-

Posiblemente la encontréis como 'Follow the Money', aunque el nombre danés es 'Bedrag' ("engaño"). Lo primero, "seguir al dinero", es lo que hace la policía financiera danesa para destapar trama de corrupción que la empresa de energías renovables Energreen parece tener montada. Lo segundo, el "engaño", es lo que pretende hacer esta misma empresa con tal de seguir en el negocio, con tal de expandirse, ganar poder y dinero. El engaño es muy grande y cada vez más difícil de ocultar, pero si hay mucho que perder, hay quien estará dispuesto a cruzar cualquier línea.

Sander en su cúpula de cristal.
En 'Bedrag' los personajes son creíbles. El delincuente duda, se arrepiente, se plantea dilemas, toma decisiones, más valientes o cobardes. Hay trasfondo, y eso ayuda a que la historia que nos cuentan entre tan bien.

El coro de personajes toca todos los palos. Desde un simple ladrón de coches, pasando por un asesino despiadado, un policía que a veces se salta la ley si considera que ayudará a su caso, una abogada que se deja tentar por el lado oscuro, una periodista que se la juega por la verdad o un empresario que se cree intocable. La gama de grises es infinita y nadie es inocente del todo, aunque, eso sí, aun siendo culpables, unos nos caen mejor que otros.

En 'Bedrag' seguimos a estos tres bandos: Energreen, la policía y un par de delincuentes menores.

Energreen es la empresa que dirige Sander, el empresario de éxito al que todos admiran. A su lado está Claudia, la abogada que quiere llegar lejos y que hace equilibrios en la cuerda floja de su moralidad, y el nervioso Ulrik, quizá el más consciente de todos y el que peor maneja el arte de la doble moral.

Mads y Alf.
En la policía financiera está Mads, el detective que entra de nuevas en esta sección, un mundo extraño para él, demasiado lento y burocrático, aunque con la ayuda de otro agente, Alf, todo será más fácil de manejar. En su punto de mira, Sander y Energreen.

Y en la tercera división criminal está Nicky, un delincuente menor con ganas de montarse una vida con su novia y su hijo pero al que siempre le ponen delante esas tentaciones que te meten en problemas, acompañado por su Sancho Panza particular, Bimse, éste bastante más corto de entendederas que el escudero cervantino.

Nicky y Bimse.
Personajes inconexos, en principio, engranajes de una trama que en diez capítulos vemos fluir desde la calma al caos, y vuelta a la calma, que en realidad nunca está quieta del todo.

Y aunque la historia principal está clara, aunque estamos hablando de corrupción, de crímenes de todo tipo, de una historia de policías y ladrones, en 'Bedrag' no se olvidan de los personajes. Por esto mismo decía que son creíbles. Porque Mads está casado y su mujer está enferma, y no pinta bien. Y Claudia está divorciada, con un hijo, y es difícil ser la exitosa ejecutiva y al mismo tiempo estar con el chaval. Y Nicky quiere lo mejor para su familia pero solo se le ocurre delinquir para marcar la diferencia. Nada de personajes planos ni de historias tontas y olvidables.

Del casting hablaré poco. La mayoría son caras desconocidas. El actor que interpreta a Mads es Thomas Bo Larsen. Algunos lo recordaréis de 'The Celebration' ('Festen'), un peliculón de Vinterberg. Nikolaj Lie Kaas os puede sonar de la tercera temporada de la serie original de 'The Killing' ('Forbrydelsen'). Y poco más. La actriz protagonista, Natalie Madueño, es poco conocida, pero seguro que a partir de ahora la veremos en más series, incluso fuera de Dinamarca (es mi apuesta).

En fin, una de esas series que no pueden faltar en Críticas en Serie. Si no os habéis puesto con ella, ya estáis tardando. Os dejo el tráiler.