Google+ Críticas en Serie: Unforgotten

lunes, febrero 1

Unforgotten

Empezamos el octavo año de Críticas en Serie con una recomendación típica del blog: una serie británica de crímenes, llena de buenos personajes y actores. Para más señas, su protagonista, Nicola Walker, que es una de mis favoritas de la tele inglesa desde que la vi en 'Spooks'; hace muy poco ha vuelto a pasar por el blog por su papel en 'River'. Por cierto, ya está confirmado que tendrá segunda temporada.

Unforgotten
2015-

Seis capítulos, un crimen, varios sospechosos y muchos matices. Así podríamos resumir 'Unforgotten', pero nos valdría para muchas series del género. Para darle color habrá que entrar más en detalle.

Un esqueleto humano aparece enterrado donde no debe. Por lo que vemos, no parece una muerte reciente. Incluso pudo haber sucedido hace más de 100 años. El caso empieza siendo de esos que muchos pondrían debajo del montón de casos olvidables: no merece la pena gastar esfuerzos en investigarlo. Nadie se acordará de esa persona y probablemente, si se trató de un crimen, hasta el asesino haya muerto. Pero la detective Cassie Stuart, el papel de Nicola Walker ('Last Tango in Halifax'), no es de las que se rinde antes de empezar.

Al mismo tiempo que la conocemos a ella y a su compañero Sunny, intepretado por Sanjeev Bashkar ('Nothing Hill'), el creador de 'Unforgotten', Chris Lang, nos va presentando a los que ya adivinamos sospechosos del crimen: el pastor Robert Greaves (Bernard Hill, alias Theoden en 'The Lord of the Rings'); el hombre de la silla de ruedas, Eric Slater (Tom Courtenay, dos veces nominado al Oscar hace mil años); el rico empresario, Sir Phillip Cross (Trevor Eve, 'Walking the Dead' (no lo he escrito mal, la serie se llamaba así)), la trabajadora social Lizzie Wilton (Ruth Sheen, 'Another Year'); y familiares de todos ellos.

Todo el mundo tiene un pasado, y aquí hasta el más respetable de los personajes tomó decisiones en su día de las que seguro se sigue arrepintiendo. Las razones que hicieron que esos huesos acabaran enterrados ahí, que alguien cometiera ese crimen, pueden ser tantas que el abanico de sospechosos solo se irá cerrando confirme los protas expriman, episodio a episodio, todas las opciones que se van presentando.

Las serie además toca temas muy delicados, antes más que ahora. El racismo en los años en los que se cometió el crimen estaba muy interiorizado por gran parte de la población. No ha pasado tanto tiempo en realidad y lo que vemos en 'Unforgotten' es casi de otra era. Lo mismo que sucede con otras cuestiones tabúes, como la homosexualidad, por poner un ejemplo. En pocas décadas, el cambio ha sido impresionante. Y no solo esto. Ya iréis viendo detalles de comportamientos que ahora serían inimaginables en una sociedad moderna pero que hasta hace bien poco eran lo habitual, o al menos no eran perseguidos o censurados.

'Unforgotten' mantiene la tensión y el interés a lo largo de los seis episodios, escarbando en el pasado de todos los personajes y dosificándonos los indicios a un ritmo adecuado. Al contrario que otras series del género, no juega a dar por culpable a todos y cada uno de los sospechosos hasta que finalmente, en un giro dramático final, el personaje que habíamos descartado al principio resulta ahora el asesino: todos son sospechosos la mayor parte del tiempo, en mayor o menor grado, debido precisamente a la falta de información que tenemos, tanto nosotros como espectadores como los policías que investigan el caso. A ver, sí, algún giro hay, claro, pero no tiene esa estructura tan trillada y previsible.

Aunque, como he adelantado en la entradilla, la ITV la ha renovado para una segunda temporada, la trama de estos seis primeros capítulos es única y cerrada, así es que si finalmente no os convence, al menos tendréis una miniserie con una historia concluida.

Aquí os dejo el trailer.