Google+ Críticas en Serie: The Man in the High Castle

viernes, enero 1

The Man in the High Castle

Periódicamente, el cine y la televisión meten la mano en la bibliografía del genial Philip K. Dick. Hasta lo más raro de su obra es aprovechable. En esta ocasión, solo la idea de partida es ya tremendamente interesante: Años 60. Los nazis y los japoneses ganaron la II Guerra Mundial y se repartieron el mundo. Los Estados Unidos son territorio ocupado, dividido entre ambas potencias. La Resistencia se juega la vida por unas extrañas películas que muestran una realidad imposible. Amazon ya ha renovado para una segunda temporada.

The Man in the High Castle
2015-

Llegará un día en el que todos los libros de Philip K. Dick habrán sido adaptados al cine o a la televisión. 'Blade Runner', 'Minority Report', 'Total Recall' o 'A Scanner Darkly' son solo los títulos de las películas más conocidas adaptadas, más o menos fielmente, a partir de sus relatos y novelas. Ahora le ha tocado el turno a 'The Man in the High Castle', premio Hugo 1963.

Como ya adelantaba en la entradilla, la idea de partida es interesante y al mismo tiempo perturbadora. La II Guerra Mundial no acabó como todos conocemos. En esta ucronía, los ganadores fueron los nazis y los japoneses, y desde hace unos quince años dirigen los destinos de los Estados Unidos, que se han repartido entre las dos potencias, dejando en medio una zona neutral que sirve de frontera.

Pero la paz es inestable. Japoneses y nazis desconfían los unos de los otros, y en estos nuevos Estados Unidos, más ahora que Hitler está casi para jubilarse, hay quien que trata de desestabilizar el Reich. En las calles de San Francisco, mezcla de cultura americana y japonesa, y en las de Nueva York, cubierta de esvásticas, se esconden americanos que se resisten a aceptar la victoria de las Potencias del Eje. Y detrás de ellos hay una figura misteriosa, El hombre en el castillo, el autor, se dice de unas películas que ellas solas pueden cambiar el mundo. O eso es lo que piensan todos, ya que nazis, japoneses y resistencia harán lo posible por hacerse con ellas.

El protagonismo de la historia es bastante coral. Por un lado, Juliana Crain es una mujer que acaba trabajando para la Resistencia; Joe Black es un espía nazi con algunas dudas; y Frank Frink es un obrero que acaba metiéndose en demasiados líos. Los personajes con más trasfondo, los que me han resultado más interesantes, son el cabecilla nazi John Smith, interpretado por Rufus Sewell, el actor más conocido de la serie ('Dark City', 'Los Pilares de la Tierra'), y el ministro de Comercio japonés, Tagomi, encarnado por Cary-Hiroyuki Tagawa.

A Juliana la interpreta Alexa Davalos ('Mob City'), a Frank, Rupert Evans ('The Village', 'Un mundo sin fin') y a Joe, Luke Kleintank ('No Ordinary Family'). Frank Spotnitz, su creador, fue guionista de 'Expediente X' y productor de 'Strike Back'.

La idea es genial, estremecedora. Y da para mucho. Qué habría pasado si... Pero la serie en sí es mucho más floja de lo que la historia se merece. He disfrutado de la ambientación, de algunos personajes concretos, de algunas escenas perturbadoras, de algunas ideas que vienen directamente de la obra de Philip K. Dick. De pinceladas. Pero no del cuadro. El resultado global todavía no me convence. Le falta algo. Ritmo, mejores actores protagonistas, mejores subtramas, quizá.

Amazon la ha renovado para una segunda temporada y seguiré con ella, pero hay mucho que mejorar. La historia se lo merece. Os dejo el tráiler. Yo me quedo esperando a ver qué tal lo hacen en la siguiente temporada.