Google+ Críticas en Serie: Catastrophe

domingo, octubre 25

Catastrophe

Ya iba tocando volver a las comedias británicas. Salvo excepciones contadas, es el humor que mejor digiero. Esta de hoy se pasa volando, como debe ser, y te deja con ganas de que empiece la siguiente temporada. Una comedia romántica poco romántica, una versión "adulta" y british de 'You're the Worst', por buscarle algún primo en los USA, pero con un humor en ocasiones más arriesgado y duro (más europeo). Ya ha sido renovada para una tercera y cuarta temporadas.

Catastrophe
2015-

Si eres veinteañero y en una semana loca de sexo desenfrenado entre desconocidos en un país extranjero ella se queda embarazada, salvo extrañas excepciones, lo más probable es que todo se desvanezca en un mal día de hospital, después de darle vueltas al tema (mucho o poco, según el caso). En cambio, si pasas de los cuarenta es más probable que, después de comerte el tarro (esto no cambia), decidas seguir adelante con el embarazo. Es ahora o nunca, pensarán muchos.

A Sharon y Rob les cae este "regalo" cuando menos se lo esperaban y, para rematar la faena, deciden, como buenos y educados desconocidos, seguir juntos en el proceso hacia la paternidad.

Rob es un norteamericano que pasa por Londres por trabajo y acostumbra a tener su rollitos europeos. Sharon es una irlandesa, maestra en Londres, que se encuentra con el alto y cabezón Rob, se gustan y se pasan una semana rompiendo el colchón. El resultado, ya lo sabéis, es un bombo. Ambos han tenido un pasado (mucho pasado), buenas y malas experiencias, están llenos de sentido del humor, de un humor que encaja como un guante en la historia. Hay química, atracción, buenos diálogos y un interés / terror común por tener a ese bebé. Podría funcionar. Claro que también podría ser una catástrofe.

El papel de Sharon corre a cargo de Sharon... Horgan. El de Rob, de Rob... Delaney. Sí, no creo que haya confusión en el rodaje con los nombres. Por supuesto, estos actores os sonarán poco o nada, pero en la serie hay uno que seguro que sí. El papel de la madre de Rob, Mia, que aparece un par de veces, es interpretado por la ya mítica Carrie Fisher (si no sabéis quién es, es que sois demasiado jóvenes... o demasiado viejos). Además de los dos protas, hay varios secundarios que le dan sal y pimienta a la serie, todos personajes con tornillos flojos, muy flojos o inexistentes. Ya los iréis viendo.

Como adelantaba, la serie se pasa volando (son seis capítulos, y cortos) y se ganó pronto segunda temporada, y luego una renovación doble, para tercera y cuarta. Una idea sencilla, buenos diálogos, con un humor nada cargante ni sobreactuado. Una comedia sin risas enlatadas ni situaciones imposibles. Una comedia tranquila, entrañable y a la vez con mala leche.

En fin, espero que os guste (y si no, pues vemos otra).



(Entrada Actualizada:12/07/2016)