Google+ Críticas en Serie: Fortitude

sábado, marzo 7

Fortitude

Fortitude es un pueblo perdido en medio de la nada donde la delincuencia es algo tan marginal que la policía solo se dedica a proteger a los vecinos de los ataques esporádicos de los osos polares. Un cadáver y una extraña enfermedad se encargan de romper la tranquilidad a la que están acostumbrados por aquellos lares. La investigación del crimen servirá para destapar las miserias y peculiaridades de los fortitudianos (?), y de paso para enseñarnos unos paisajes increíbles. Además, habrá segunda temporada.

Fortitude
2015-

Fortitude parece un lugar al que huir si uno no quiere ser encontrado. En un pueblo así, lo normal es que aparezca gente con historias personales curiosas. Viendo a sus vecinos (y actores), se confirma. Hay gente de todas partes: noruegos, daneses, españoles, ingleses, rusos y hasta llega un americano para meter baza. Todos con sus secretillos/friqueces escondidos bajo esos abrigos de un metro de espesor que no se pueden quitar ni para ir al baño.

Una de las bazas de 'Fortitude' son los escenarios. Como en otras series de pueblo con crimen ('Top of the Lake', 'Broadchurch'), el lugar es determinante. La tierra marca a sus gentes. En este caso, el glaciar y los grados bajo cero no tienen más remedio que afectar a sus habitantes. Cuando entramos en la historia, hay mucho en el currículum de los personajes que desconocemos y que se irá destapando conforme el detective Morton (Stanley Tucci, 'The Lovely Bones', 'Murder One') y el sheriff  Anderssen (Richard Dormer, 'Game of Thrones', 'Hidden'), que también tienen parte de su agenda oculta, vayan realizando las averiguaciones pertinentes.

Resumo el planteamiento inicial. En Fortitude se pretende construir un hotel. El turismo puede conseguir mover algo la economía de la zona. Claro que si algo de importancia fuera encontrado bajo el hielo, como pronto sabemos, quizá el proyecto se podría ir al garete. Entonces...

Entre los personajes (víctimas o sospechosos) encontramos al fotógrafo jubilado y enfermo, Henry, que bebe por los codos, encarnado por el veterano Michael Gambon, alias Dumbledore; al científico británico, el profesor Stoddart, interpretado por Christopher Eccleston ('Doctor Who', 'The Leftovers', 'The Shadow Line'); a la española que trabaja en el hotel, Elena, el papel de Verónica Echegui ('Yo soy la Juani', 'La gran familia española'), a la gobernadora Odegard, encarnada por la actriz danesa Sofie Grabol (la Sarah Lund de 'Forbrydelsen' ('The Killing')) o a Frank Sutter (Nicholas Pinnock).

Muchas caras conocidas en este thriller psicológico firmado por el creador y guionista de 'Low Winter Sun', Simon Donald, que también firmó el guion de uno de los capis de la gran 'Wallander'. Como curiosidad diré que el pueblo de Fortitude en realidad no existe como tal. La serie se rodó en el archipiélago noruego de Svalbard, a medio camino entre Noruega y el Polo Norte.

En fin, la serie va enredando y desenredando trama al mismo ritmo al que se desplaza el glaciar. Bueno, algo más rápido. Y es lo que toca, lo que pide el lugar. Los sospechosos (casi todos los personajes) van y vienen, y en el camino van enseñando sus cartas. Por qué aquél estaba allí y no allá, quién mató a quién, o quizá no, etc. A mí, que me va el género, el cuerpo me pide más ritmo, pero los personajes son interesantes y parece que algo más gordo se está gestando, así es que, llegada la mitad de temporada, se mantiene la intriga y las ganas de seguir con ella.