Google+ Críticas en Serie: Ascension

miércoles, diciembre 24

Ascension

A veces, querer contar mucho en poco tiempo y buscar sorprender al espectador a cada momento puede llevar a una serie a perder el norte. Una buena idea puede desbocarse si no se la ata en corto. La nueva apuesta de SyFy por la ciencia ficción es atractiva, arriesgada de más, sorprendente hasta el paroxismo y con un final de temporada (o serie, todavía no sabemos) de los que, a pesar de todo lo dicho, te obliga a querer seguir viendo más.

Ascension
2014-

Es difícil hablar de 'Ascension' sin espoilear. De todas formas, lo voy a intentar. Me enfrenté a ella sin saber apenas nada. De hecho no sabía ni cuántos capítulos tenía. Resultaron ser seis emitidos en dosis dobles, de manera que cuando vi el tercero pensé que quedaban tres más pero no, el tercero eran el quinto y sexto unidos. Así es que el final no se sintió como tal hasta que supe, un día después, que lo era. Shock.

Las sorpresas fueron recibidas como debe ser, como puñetazos en la cara, así es que no voy a quitarle ni una a quien lea esto y quiera comerse la experiencia de sus giros de guion.

Con este planteamiento mío, adelanto que las críticas leídas hasta ahora han sido variadas tirando a malas. A pesar de lo que destacaré como positivo de la serie (ya sabéis que yo siempre encuentro algo), 'Ascension' no puede estar en la categoría de las buenas series. Ni siquiera en la de las regulares. La podría etiquetar en la de las "series locas de ciencia ficción lisérgica escritas por un grupo de guionistas bipolares fumados con traumas infantiles graves".

Si hablamos del género al que pertenece es posible que no acertemos a la primera, ni a la segunda. Sin pensar demasiado, yo diría que 'Ascension' podría englobarse dentro de la ciencia ficción espacial policial distópica retrofuturista psicoexperimental político-conspiranoica científico-mística de costumbres. Pero no me hagáis mucho caso.

Os cuento el planteamiento inicial. Hace cincuenta y un años, los científicos de la Tierra (los Estados Unidos, claro) enviaron en secreto una nave al espacio con el propósito de llegar en cien años a Próxima Centauri. La llenaron de gente con todo lo necesario para que la tercera generación (los nietos de los que salieron de nuestro planeta) llegaran a un planeta habitable y se convirtieran en la esperanza para el futuro de la humanidad. Cuando entramos en la nave sus 600 habitantes son oriundos de Ascension, la nave en cuestión, y sus hijos serán los que alcancen el destino previsto. Forman parte de la generación que no conocerá nada más que el viaje entre planeta y planeta. Y algunos lo llevan un poco mal. De hecho, la serie comienza con un crimen, el asesinato de Lorelei, el primero cometido en la nave desde su lanzamiento.

En la Tierra, solo unos pocos saben de este proyecto tan ambicioso.

Entre otros aspectos, es interesante ver cómo se organizan, cómo algunas costumbres han permanecido y cómo otras se han creado para adaptarse: el control de natalidad, el uso del sexo, las clases sociales... Porque la nave partió en los años sesenta y ha seguido su propio curso en cuanto a organización social. Ese aspecto de la serie es muy curioso. Claro que 'Ascension' no se queda ahí. Yo sí, no cuento más.

Entre el cásting hay una cara muy conocida del género, también de la cadena Syfy, Tricia Helfer, nuestra cylon preferida de 'Battlestar Galactica', que encarna a Viondra, la mujer del capitán Denninger (Brian Van Holt, 'Cougar Town'), y algo más. También os sonará Gil Bellows ('Ally McBeal') o el personaje de la doctora Bryce, Andrea Roth ('Rescue Me').

'Ascension' se ha presentado como miniserie y podría terminar con el final emitido, pero con ese "cierre", o sigues con una segunda temporada o habría sido mejor haberla guardado en un baúl en vez de emitirla. Veremos qué decide la cadena.

En fin, ya me diréis qué os parece este experimento televisivo.