Google+ Críticas en Serie: The Flash

miércoles, noviembre 12

The Flash

El subgénero del superhéroe se está haciendo fuerte en la tele. La culpa la tiene 'Arrow', una serie que no es gran cosa, que está llena de actores malos, pero que engancha con las aventuras de Oliver Queen. Aprovechando el tirón, la cadena CW le ha dado la alternativa a otro héroe de DC, que presentó en la serie del arquero y con la que juega a los crossover de vez en cuando. Los fans del género seguro que echan un buen rato viendo la serie. Tendrá segunda temporada.

The Flash
2014-

Barry Allen trabaja en la policía científica de Central City. Es un poco torpe e impuntual. Su drama personal parece tener relación con la causa de su transformación. Cuando era niño, su madre murió en extrañas circunstancias. El que pagó los platos rotos fue el padre, que desde entonces está en prisión. Barry, por azares del destino y decisión de los guionistas, es alcanzado por un rayo en la noche en la que se ponía en marcha (con accidente incluido) un acelerador de partículas en la ciudad. Los efectos son los que imagináis: ahora Barry corre que se las pela.

Para ayudarle en su labor de superhéroe tiene a su lado al (sospechoso) científico que puso en marcha el acelerador de partículase, doctor Harrison Wells, y a dos de sus ayudantes, Caitlin y Cisco. Cuando viste de civil, suele tener a su lado a su amiga Iris y al policía y padre de ésta, Joe West.

Las caras más conocidas de la serie son la de la actriz Danielle Panabaker, que fue la hija del prota de 'Shark', y a la que hemos visto también en 'Justified'Tom Cavanagh, prota en 'Ed', que aquí encarna al doctor Wells; y Jesse L. Martin, el detective West, un veterano de 'Ley y Orden'. El actor protagonista, Grant Gustin, ha hecho sobre todo papeles secundarios y no tiene todavía mucha carrera a sus espaldas.

La historia de este superhéroe se remonta a los años 50 y es bastante parecida a la que plantea en la serie, quitando el acelerador de partículas, que no solo ha transformado a Barry en The Flash (al principio, The Blur, como curiosamente llamaban a Clark Kent en 'Smallville', otra serie de la misma cadena), sino que ha afectado a más personas, casualmente casi todos criminales, que ahora tienen poderes que les facilitan su trabajo como delincuentes.

Por lo que hemos visto hasta ahora, la serie sigue una estructura procedimental: cazar delincuentes, muchos de ellos con poderes derivados del accidente del acelerador de partículas, sobre la trama principal que motiva al prota: descubrir quién asesinó a su madre para así sacar al padre de la cárcel. Paralelamente, parece casi obligado, veremos historias de amor entre los personajes y los distintos dilemas por los que pasa alguien que adquiere ese tipo de poderes ("Todo poder conlleva una gran responsabilidad", tío Ben dixit). Quizá lo más interesante es conocer el juego que se trae el doctor Wells. Lo iremos viendo, si no nos rendimos antes, claro.

A la cadena la jugada le ha salido bastante bien. El estreno de 'The Flash' fue el más visto en la historia de CW. La idea de presentar al personaje en 'Arrow' indudablemente tuvo mucho que ver. La serie se ha vendido como un spin off de la del arquero, pero claramente no lo es. The Flash no es un personaje de una serie previa que se haya ganado una serie propia sino que se ha utilizado la serie en emisión para lanzar el personaje y pescar espectadores desde antes incluso de su estreno.

Os dejo con un tráiler de esos que te cuentan casi todo.