Google+ Críticas en Serie: Forever

viernes, octubre 31

Forever

De vez en cuando me da por catar alguna procedimental. No aguanto mucho porque a los tres capítulos parece que ya has visto mil. 'Forever' es de las policíacas con colaborador especial. Como estas hay muchas, algunas con más éxito y alguna trama que las va hilando, como 'El Mentalista'. Otras, que nos cuentan casos más o menos originales (más bien menos), con personajes con cierta química entre sí pero sin una historia principal con peso, como 'Castle', 'Lie to Me', 'Numb3ers'... 'Forever' quiere pertenecer al primer grupo. Veremos. La serie no superó la primera temporada.

Forever
2014-RIP

Forense británico y guapo ayuda a guapa policía a resolver crímenes. Hasta ahí es 'Bones', intercambiando sexos, claro. Pero aquí han pensando en darle una vuelta de tuerca más. Él, Henry Morgan, es inmortal.

Bueno, corrijo, es mortal, porque muere como todo el mundo, pero siempre que lo hace, vuelve a aparecer como si nada, desnudo, en medio del agua, como si fuera el protagonista de un vídeojuego que vuelve al punto de partida, al principio de la fase, para volver a empezar, fresco como una lechuga después de haber dejado su barra de energía a cero. Y así durante 200 años, sin envejecer, como un vampiro pero sin todas sus alergias y taras.

Morgan trabaja con Jo Martínez, una policía que desconoce el secreto de su nuevo compañero de andanzas. Tampoco sabe que Abe, el señor casi jubilado que está siempre con Morgan no es ni su pareja homosexual ni un amigo, sino un hijo adoptado que ha envejecido a ritmo normal y que ahora más bien parece el padre.

Morgan se hizo forense para investigar sobre su extraña dolencia, para ver si es posible encontrar la forma de morir como todo el mundo. Esta es la trama principal, el caso más importante que hay que resolver, que se vuelve interesante cuando al poco de empezar la serie sabemos que es posible que él no sea el único con ese don/maldición.

Los casos que empiezan y terminan en cada episodio no son nada fuera de lo común. Los hemos visto mil veces. El juego sentimental que imaginamos irá de menos a más entre los dos protas tampoco es novedad (además, la química entre ellos es más bien escasa). El humor, que es una herramienta que funciona en otras series, como 'El Mentalista' o 'Castle', aquí es prácticamente nulo, lo que deja como únicos ganchos la curiosidad por conocer la historia del protagonista, que vamos viendo mediante flashbacks, y el misterio de su inmortalidad. Y no es mucho, que digamos. Tampoco ayuda que la mayor parte del tiempo Morgan esté resolviendo crímenes y tratando de que no se sepa que no puede morir.

El papel del prota lo interpreta Ioan Gruffudd, al que vimos en 'Ringer' y de científico elástico en las pelis de los 4 Fantásticos. De la poli hace Alana de la Garza, que viene de otra policíaca, 'Law and Order'. Y de hijo viejo hace quien fuera padre de los hermanos de 'Numb3ers', Judd Hirsch (nominado al Oscar, ganador de Globo de Oro y miembro de la mítica 'Taxi', ahí donde lo veis).

En fin, una más para añadir a la lista de "series con colaborador", pasable aunque prescindible, salvo que se dejen de jugar a los detectives y la trama principal gane (muchos más) minutos.

La cadena no le dio una segunda oportunidad y se quedó en una sola temporada sin final cerrado.



(Entrada Actualizada: 10/05/2015)