Google+ Críticas en Serie: Power

miércoles, julio 2

Power

Distribuidor de droga (no llega a ser narco) en la cresta de la ola, casado, padre de dos hijos, quiere hacerse legal. Pero no es fácil. Todo está en contra: su socio, su mujer, y la vida, que es muy perra. Y encima su ex del instituto trabaja cazando narcos. Es una historia que nos suena. El camino hacia la redención está lleno de obstáculos. 'Power' es la nueva serie de la cadena regulerilla Starz, está producida por el rapero 50 cent y ha sido renovada nada más empezar para una segunda temporada.

2014-

James St. Patrick, alias 'Ghost', está en lo más alto. Dirige un negocio de distribución de drogas en Nueva York y acaba de abrir un local de esos que se ponen de moda, de los que se llenan de gente guapa y con pasta. Una megadisco pija, para que nos entendamos. Su intención es hacerse legal, aunque su mujer, Tasha, y su socio, Tommy, prefieren que todo siga como está. Vender droga da mucho más dinero que poner copas, por muy caras que las pongas. El planteamiento es un poco 'Sons of Anarchy' pero sin motos, bien vestidos, afrolatino-stlye... y todos y todas están para mojar pan.

En medio de esto, el negocio se complica. Alguien está atacando a su gente, y no saben quién es, la justicia está tras los pasos del narco que tiene a Ghost y a su gente como distribuidores, y una de los miembros del equipo que anda tras él es Ángela Valdés, la novia de adolescencia del prota. Qué casualidad.

Parece que estoy espoileando, pero qué va, la serie empieza fuerte y nos enteramos de todo esto en pocos minutos.

'Power' es una producción del rapero 50 cents, que además se ha guardado un papel para él. La creadora de la serie, Courtney Kemp Agboh, ha sido productora de 'The Good Wife'. En el cásting encontramos muy pocas caras conocidas. El prota es Omari Hardwick, al que vimos en 'Dark Blue', y el resto son actores y actrices que han saltado de serie en serie haciendo papeles poco importantes.

La serie, por ahora, no aporta nada nuevo. Es de esas que como mucho sirve para pasar el rato, con personajes que ya hemos visto mil veces, como su trama, y cumple con el lema Starz "violencia y sexo, que no falte". El antihéroe que quiere redimirse, buscar un futuro para su familia fuera del crimen, con un amor del pasado que rompe sus planes, él solo contra el mundo, un poco demasiado inocente para lo que ha recorrido en su vida... No sé, esto ya lo he visto antes, y esta vez no le han dado una vuelta de tuerca más para hacer distinta una historia que ya conocemos.

Será de esas que ronden entre el insuficiente y el suficiente, según quien la vea, pero por lo que nos han enseñado en los cuatro primeros capítulos, si no cambia mucho la cosa, será más bien de las que suspendan. Quizá me equivoque, es posible, pero no le veo nada en lo que destaque, nada que salvar. Bueno, la intro no está mal.