Google+ Críticas en Serie: Arvingerne

sábado, junio 28

Arvingerne

Hacía bastante que no traía una serie europea al blog. En esta ocasión toca volver a Dinamarca y conocer la historia de una artista de prestigio, su curiosa familia y lo difícil que puede ser a veces manejar una herencia, sobre todo cuando los herederos no se ponen de acuerdo. 'Arvingerne' es una serie de personajes potentes y buenas interpretaciones, que tendrá al menos una segunda temporada.

Arvigerne
2014-

La familia Gronnegaard gira en torno a la madre, Veronika, una artista reconocida en Dinamarca por su obra escultórica. Veronika vive en una gran mansión, un caserón inmenso, que es en sí mismo el personaje central en la historia que nos cuentan en 'Arvingerne'.

Veronika es una artista en todos los sentidos. Pura bohemia. Por su vida han pasado varios hombres, y de todos ha sacado algo. Sobre todo hijos. Gro, la mayor, es hija de Thomas, un músico "algo" excéntrico que vive en la finca; Frederik y Emil son hijos del antiguo dueño de la casa, ya fallecido. Y luego está Signe, que hasta que comienza la serie no sabe que es hija de la artista.

La serie arranca desvelando este secreto y con la muerte de Veronika, que en el último momento deja por escrito que la casa y todo lo que la rodea será para Signe. Y claro, aquí empieza el lío.

'Arvingerne' es una serie de personajes, como casi todas las que nos llegan de ese país. 'Bron Broen' o 'Borgen' son ejemplos claros de lo mucho que gusta por aquellos lares crear grandes personajes, llenos de aristas, que te enganchan más incluso que las historias que cuentan. En esta serie sucede lo mismo. La disputa por la herencia, por la casa familiar, lleva a los personajes a situaciones extremas, y saca de ellos lo peor (también lo mejor, pero menos).

Cada uno de los hijos vive el proceso a su manera. Todos tienen planes para la casa, que chocan con los del resto de hermanos. Gro quiere convertir la casa en un museo con la obra de Veronika. Frederik quiere irse a vivir allí con su familia. Emil solo quiere el dinero. Y Signe, que no ha vivido con los Gronnegaard y hasta ahora ha sido hija única, es la que en principio menos interés tiene en la mansión. Ella es feliz por encontrase de pronto con que no es hija única y que puede tener una familia. Todos estos intereses, realmente incompatibles entre sí, son el motor de la primera temporada de la serie. Veronika se ha muerto dejando un marrón enorme a sus hijos. Veremos cómo se resuelve (si es que se resuelve).

Aunque la trama pueda parecer más propia de un culebrón que de una serie seria, nada más lejos de la realidad. 'Arvingerne' está bien hecha, la historia está muy bien contada y los personajes son magníficos. En principio pensé que sería una miniserie. Habría sido genial contar la historia en diez capítulos y dejarla cerrada. Por lo que leo, tendrá segunda temporada, así es que conoceremos más sobre esta interesante familia.

En la serie hay algunos nombres con cierto recorrido. La actriz que interpreta a Gro, Trine Dyrholm, actuó en la gran 'Festen' ('Celebración') de Thomas Vinterberg. Jesper Chrstensen (Thomas) es Mr. White en las últimas películas de James Bond. A Carsten Bjorlund (Frederik) lo vimos en 'Forbrydelsen' ('The Killing'), y Trond Espen Seim, que interpreta al novio de Gro, ha hecho de Varg Veum en las mil pelis que se han hecho sobre el personaje.

Por cierto, la canción de los títulos de crédito es de una de mis cantantes favoritas, Nina Persson, la excantante de The Cardigans.

En fin, espero que os guste esta recomendación y os enganchéis a la familia Gronnegaard y sus dramas personales, que no son pocos.