Google+ Críticas en Serie: The Escape Artist

viernes, noviembre 15

The Escape Artist

Hoy toca miniserie británica. Y con David Tennant de prota. Como casi siempre, estos de la BBC traen una buena historia contada en el tiempo justo y necesario: tres capítulos. No hace falta darle más vueltas. Tenemos a un abogado de éxito, a un criminal odioso, un asesinato o dos y un enfrentamiento a flor de piel. Un juego lleno de trampas, con tensión, inocentes y culpables. Buena de principio a fin; así es que pongámonos con ella.

The Escape Artist
2013

Por el nombre, 'The Escape Artist' parece una historia de fugas carcelarias. No lo es. Bueno, no exactamente. Will Burton es un abogado de éxito. Lo gana todo. Está en la cresta de la ola en el mundillo legal. Entonces conoce a Liam Foyle. Liam ha sido acusado de asesinato. La verdad es que en cuanto vemos el personaje huele a culpable, pero puede ser una impresión equivocada. Puede. Pero da igual, porque todo el mundo tiene derecho a una defensa, a que su abogado lo dé todo para conseguir el veredicto que deje al acusado en libertad y al abogado un escalón más arriba en la escalera del éxito.

A Burton lo interpreta Tennant, del que hemos hablado en el blog por sus últimas series, 'Broadchurch' y 'The Politician's Husband', aunque no podemos olvidarnos de su Doctor. A Foyle, un actor con cara de tío chungo, Toby Kebbell, al que hemos visto en 'Black Mirror'. En las series de abogados el prota siempre tiene un contrincante legal: aquí es Maggie Gardner, interpretada por Sophie Okenedo, a la que recordaréis por su nominación al Oscar por la grandísima 'Hotel Rwanda' y quien, curiosamente, también ha participado en la eterna saga 'Doctor Who'.

Esta es una de esas series que dejan poco espacio a hablar del argumento. Casi todo lo que pueda decir apunta a espóiler, y ya sabéis que no es mi estilo. Lo que he dicho es más que suficiente para presentar la serie.

Si acaso puedo añadir que es una serie de abogados solo en parte; que es una serie de criminales, solo en parte; que es una serie con una historia que se vuelve contra sí misma, que se enreda casi en espiral, llena de tensión, jugadas maestras y buenos personajes; y, por supuesto, que merece ser vista de cabo a rabo. Sabiendo quién firma 'The Escape Artist', David Wolstencroft, entenderemos mejor que se le dé bien mantener al espectador en tensión. ¿Que no os suena? Entonces debéis ver 'Spooks', que es una de las grandes series de espías con diez temporadazas que no tienen desperdicio.

La racha de David Tennant y, en general, de las miniseries británicas es memorable. Tennat últimamente está en todas partes. Incluso interpretará a su personaje en 'Broadchurch' en el remake norteamericano. El caso de las series británicas y, más concretamente, de las miniseries es ya de traca. Solo tenéis que echarle un vistazo a las que han ido cayendo en el blog en los últimos años. Y las que vendrán, claro. Sabéis que es mi formato favorito: una historia que necesita metraje, más que el que da una película, pero que no es necesario alargar innecesariamente en forma de serie. Parece que las cadenas inglesas han decidido hacerme feliz.

Y si os atrae el mundillo legal británico (tan distinto, como veréis, al norteamericano al que estamos más acostumbrados), no os perdáis 'Silk'.

En fin, no me enrollo más. Vedla y me decís.