Google+ Críticas en Serie: Run

sábado, agosto 31

Run

Vuelvo con otra miniserie dramática del Channel 4 británico. En esta ocasión la trama no es única. Son cuatro los personajes principales y cuatro las historias que nos cuentan, sus dramas particulares. Una madre y sus hijos folloneros, una inmigrante china vendedora de dvds piratas, un drogadicto que se ha quedado fuera del sistema y una mujer polaca que tiene que empezar de cero tras una muerte inesperada. Cuatro personajes aparentemente inconexos que viven como pueden, y siempre a la carrera.

Run
2013

Estas cuatro historias podrían ser reales. Si las viéramos en un periódico no nos parecerían increíbles. Pueden pasar, y eso las hace todavía más duras. 'Run' es una miniserie para ver con cuentagotas. Ya sólo el primer capítulo te deja tocado y cuesta ponerse con el segundo. Quizá la primera historia sea la más dramática, la que te deja peor cuerpo cuando termina y piensas: "si todas son así de chungas, casi mejor no las veo". Y sí, son muy dramáticas, pero no tanto como la primera.

En la primera historia la prota es Carol, una madre que está dispuesta a casi todo por proteger a sus hijos, por darles una mejor vida. Claro que con hijos como esos se hace bastante difícil. Olivia Colman es la actriz que interpreta al personaje. Hablamos de ella recientemente por su éxito en 'Broadchurch'. También la vimos en 'Exile'.

En la segunda, la protagonista es Ying, una inmigrante china que tiene que pagar a quienes la llevaron al Reino Unido vendiendo dvds por la calle y haciendo trapicheos que la pueden meter en problemas. Conocerá a un barbero, también inmigrante, que tratará de ayudarla. A la actriz, Katie Leung, la hemos visto en la saga de Harry Potter.

En el tercer episodio, saltamos a otro personaje y a un buen actor. El personaje es Richard, un hombre normal y corriente que cayó en la droga y que ahora trata de salir de ella, aunque todo lo que hay a su alrededor parece querer impedirlo. El actor es Lennie James, al que vimos en 'Jericho', 'The Prisoner' y ahora en la serie de la AMC, 'Low Winter Sun'.

Por último, en el cuarto capítulo, cerramos el círculo con la historia de Kasia, una inmigrante polaca que tras la muerte de su pareja tiene que resetear su mundo tomando decisiones difíciles y muy arriesgadas. Este papel lo interpreta la actriz alemana Katharina Schüttler.

El gusto por el drama en Channel 4, por enseñarnos historias extremas, está llegando a límites insospechados. En el caso de 'Run', vemos a los cuatro personajes en el momento en el que están llegando a su nivel máximo de desesperación. Observamos cómo sobrelleva cada uno su situación extrema, su giro dramático vital, y las decisiones que más que probablemente determinarán su futuro. Y no siempre serán acertadas. Incluso las que nos parecen las mejores decisiones, a la larga pueden acarrear problemas mayores; las más difíciles de tomar en un principio se nos muestran como las opciones que pueden conllevar un futuro menos doloroso. Pero el futuro quedará muy lejos, no se nos enseña. Tan sólo el final de una parte del proceso. El final del principio.

'Run' es dura, realista, una de esas series que quieren que te metas en la piel de los personajes, que buscan la empatía, aunque no siempre se consiga. Y no es fácil dejarse llevar, porque son historias que puede que no queramos conocer. Son historias a las que normalmente les volvemos la cara para no implicarnos, que tocan los puntos débiles de la sociedad, que nos pueden hacer sentir culpables por la parte que nos toca, por permitir que suceda lo que no debería suceder. Porque hasta los culpables son víctimas.

En fin, ya me diréis los que os atreváis a probarla.