Google+ Críticas en Serie .com: The Fall

viernes, 31 de mayo de 2013

The Fall

Belfast. Un asesino en serie, una detective, y la trama que vive cada uno, criminal y policía, contadas en paralelo para que no nos perdamos detalle. El primero, volcado en la caza de sus víctimas. La segunda, tratando de atrapar al asesino. Este es el esquema de esta serie británica protagonizada por Gillian Anderson, un thriller psicológico narrado en cinco capítulos y que, por suerte, ya ha sido renovado para una segunda temporada.

The Fall
2013-

A veces el asesino es quien menos te lo esperas. Puede ser un padre de familia, sin apariencia de malo, alguien incluso bien parecido, que no tendría por qué tener queja de la vida que le ha tocado vivir. A veces el asesino, el asesino en serie, es alguien muy normal. Aparentemente muy normal. En muchas películas y series el objetivo es dar con el culpable. La trama es el proceso y el final, el rostro del criminal, por fin atrapado por los defensores de la ley, por el protagonista de turno.

En 'The Fall', por el contrario, sabemos quién es el asesino desde el principio. Y no tiene pinta de asesino, lo que es todavía más inquietante. Paul Spector es un tío normal, padre de una niña, esposo y asesino en serie en sus ratos libres. Su apariencia normal es pura fachada, claro. Algo falla en su cabeza, algo le hace matar, y está cogiendo un buen ritmo. A Spector lo interpreta Jamie Dornan, conocido por su papel de sheriff en 'Once Upon a Time'.

Al otro lado está la detective Stella Gibson. En principio ha venido para ayudar a la policía norirlandesa con un crimen, pero pronto relaciona varios asesinatos que llevan la firma de un mismo culpable. Comienza entonces la caza del asesino. A Gibson, un personaje aparentemente frío, inteligente, que deja a más de uno sin palabras, lo interpreta Gillian Anderson, la mítica agente Scully de 'Expediente X' de la que hablamos en el blog por su participacion en 'Hannibal', 'The Crimson Petal and the White' o en 'Great Expectations'.

Como secundaria conocida, nombraré a Archie Panjabi, la increíble Kalinda de 'The Good Wife', que aquí interpreta a una doctora forense.

En 'The Fall' se va alternando el día a día de Spector con el de Gibson y el equipo de la policía encargado de investigar el caso. El primero pasa de puntillas por su vida familiar, como si estuviera siempre pensando en su particular hobby. Parece que todo le da igual ya. Su locura le va devorando, quitando horas de cordura poco a poco. Vemos pues todo el camino que recorre, casi en silencio, desde que elige a su víctima hasta que acaba con ella; luego espera, ansioso, el momento del siguiente crimen. Para Gibson todo parece ser mucho más difícil. La información llega en pequeñas dosis, los crímenes se suceden, y no parece que vaya a tener mucho de su lado para dar con el asesino. Él le lleva mucha ventaja.

En fin, un thriller en el que el espectador es prácticamente omnisciente. Salvo entrar en la cabeza de los personajes, ambos bastante reservados, conocemos todos sus pasos y es fácil que le demos vueltas al caso tras cada episodio, tratando de adelantarnos a lo que va a suceder, de ver cómo la detective dará con el criminal, si éste cometerá algún error, o si la pericia de ella será suficiente para acabar la historia con un final en el que el criminal encuentre su castigo y no salga finalmente impune de sus delitos.

La respuesta de la BBC, antes incluso de terminar la primera temporada, ha sido la de renovarla para una segunda. Sin haber visto todavía cómo termina la serie, vaya por delante un más que sincero agradecimiento a nuestros amigos de las islas por querer seguir con 'The Fall' al menos unos capítulos más.