Google+ Críticas en Serie: Orphan Black

viernes, mayo 10

Orphan Black

Hoy toca una serie ligera, entretenida y sin pretensiones. Es ciencia ficción cercana, o sea, que no se encuentra tan lejos de la realidad en el tiempo. Habla de clonación y la actriz que la protagoniza tiene el mérito (espero que bien pagado) de interpretar unos cuantos personajes, iguales por fuera pero muy distintos por dentro. La cadena BBC América ya la ha renovado para una quinta y última temporada.

Orphan Black
2013-

Sarah es una punk medio barriobajera que anda siempre metida en líos. Tanto que hace casi un año que no está con su hija, Kira. Sarah es huérfana, como su hermano de orfanato, Felix, y no ha tenido una vida muy estable. En su huida hacia ninguna parte presencia el suicidio de una mujer en el metro. Una mujer que es, y aquí empieza el lío, exactamente igual que ella. No sabemos qué se la pasa por la cabeza pero en ese momento decide suplantarla. Es entonces cuando los problemas, lejos de solucionarse, se multiplican. Literalmente.

La clonación hace mucho que es algo real. Todos recordaréis a la oveja Dolly. Ella fue, oficialmente, el primer ser vivo clonado. Después de ella llegaron otros y hasta ahora, que se sepa, no hay humanos creados a partir del ADN de otra persona, no hay copias (salvo las que la naturaleza crea, como los gemelos idénticos).

En 'Orphan Black' un grupo de mujeres se han dado cuenta de que son clones. Y ahí está Tatiana Maslany ('Un mundo sin fin') para interpretarlas a todas: a la la madre y esposa histérica, Alison, a la científico empollona, Cosima, a la policía, Beth, a la propia Sarah, y a toda aquella clon que quiera pasar por allí. Si en 'United States of Tara' todas las personalidades que había en la cabeza de la protagonista aparecían de una en una (obviamente), aquí, con una interpretación bastante más regulera que la de la genial Tony Colette, los clones (de un original desconocido) llenan la pantalla, efecto que está bastante bien conseguido, y nos meten en su estresante historia: quién las ha creado, por qué, es posible que estén en peligro, quizá son defectuosas (como los replicantes de 'Blade Runner'), alguien las vigila... Los personajes van creciendo a lo largo de las dos primeras temporadas, y alguno más se suma al grupo de clones. La actriz no da abasto. Ha llegado a estar nominada a los Globos de Oro por su papel múltiple, aunque a mí sigue sin convencerme, por muy complicado que sea su trabajo, que eso nadie se lo niega.

La actriz más conocida de la serie hasta ahora es Maria Doyle Kennedy, Catalina de Aragón en 'Los Tudor', y a la que vimos también en 'Dexter', y que aquí interpreta a la mujer que cuida y tutela a la hija de Sarah.

La acción es continua y trata de seguir una única trama, que salpica con las historias personales de los personajes sin salirse demasiado del objetivo de la serie: encontrar una explicación a la existencia de estas clones y meterse lo menos posible en problemas que les puedan costar la vida, cosa que apenas logran.

'Orphan Black' no es una serie que pasará a la historia de la televisión. Es entretenida, a ratos interesante, a veces graciosa y hace que queramos saber qué es lo que está pasando, qué se nos oculta. Queremos saber quién está detrás de todo y por qué. Esa curiosidad se mantiene ahí y, mientras siga, le daré una oportunidad.

La cadena ha renovado la serie para una quinta y última temporada.



(Entrada Actualizada: 16/06/2016)