Google+ Críticas en Serie: Broadchurch

sábado, abril 27

Broadchurch

Si hay un crimen hay que quedarse hasta el final para saber quién ha sido el asesino. Es una regla básica. En esta serie británica es imprescindible atenerse a esta norma. La lista de sospechosos es enorme y pensaremos que todos y cada uno de ellos ha cometido el crimen. Es probable que nos equivoquemos. Hasta el final no tendrá con la mosca detrás de la oreja. Aunque el caso parece terminar con el octavo y último capítulo, la cadena la renovó para una temporada más, casi mejor que la primera, y se ganó una tercera. Bienvenida sea.

Broadchurch
2013-

Broadchurch es, en la ficción, un pequeño pueblo costero del suroeste de Inglaterra donde nunca pasa nada. La policía tienen poco trabajo, delitos menores tan sólo. El periódico publica historias cotidianas. Las familias viven sus rutinas cada una a su manera. Hasta que se comete un crimen que pone todo patas arriba.

Podría simplificarlo todo diciendo que es un drama policiaco, una serie de detectives que tienen que resolver un caso especialmente duro, ya que la víctima, Danny, es sólo un niño de 11 años, pero sería un error. Se ha cometido un asesinato y hay que encontrar al culpable, eso es cierto, pero en 'Broadchurch', además, vamos a ir viviendo la experiencia de cada personaje desde lo emocional. Todos sufren de una u otra manera, y no se nos oculta. Todos tienen algo, relacionado o no con el caso, que los hace vivir intensamente lo que sucede en el pueblo, y en la serie nos lo cuentan de manera que lo podamos prácticamente vivir con ellos. No es la historia de la investigación policial de un asesinato y de los personajes implicados; es la historia de la investigación policial de un crimen horrible y de las personas que lo están sufriendo, que son muchas.

Pero sí, hay un caso, y sospechosos, infinitos. A lo largo de los ocho capítulos de esta primera temporada la investigación que llevan a cabo el detective Alec Hardy y su ayudante Ellie Miller dará muchas vueltas. Las pruebas, los testimonios, la interferencia de los medios de comunicación y del pasado del recién llegado Hardy, de los sospechosos que quieren dejar de serlo, de sus historias personales, todos estos hilos estos irán entrelazándose, formando la madeja que habrá que deshacer camino del final; un muy buen final, por cierto. Los detectives, Hardy, raro, intruso, experimentado, lleno de problemas, y Miller, vecina del pueblo, nueva en estas lides, llevarán la carga de la historia, y su relación, tensa al principio, irá evolucionando con el transcurso de la trama mientras van descartando culpables potenciales.

A Hardy, que llega al pueblo para dirigir la comisaría, lo interpreta uno de los Doctores Who, David Tennant, y a Miller, la policía que iba a ocupar el puesto de Hardy hasta que éste fue destinado allí, Olivia Colman, a la que vimos en 'Exile'. La familia de Danny Latimer está compuesta por el padre, Mark (Andrew Buchan), la madre, Beth (Jodie Whittaker, a la que vimos en 'Marchlands') y la hija, Chloe. A partir de estos personajes iremos conociendo a otros: la familia de la detective Miller, el dueño de puesto de periódicos, la editora del periódico local y su ambicioso periodista, la reportera que llega de la capital para investigar el caso, el predicador, el psíquico, la señora rara del perro... El camino hasta el culpable será largo e interesante, con un ritmo tranquilo, con una música muy a lo 'The Killing' que nos hace sospechar hasta del compositor. La serie viene firmada por Chris Chibnall, productor y guionista de otras como 'Doctor Who', 'Camelot' o 'Torchwood'.

Hacía tiempo que no cogía una serie que quisiera ver del tirón. Con esta ha sido así. Hasta que no la he terminado no he podido parar. La trama principal se sigue desarrollando en la segunda temporada al mismo tiempo que se retoma un caso anterior que persigue a Hardy. La segunda temporada cierra ambas tramas. En este punto podría terminar lo que empezó siendo una miniserie. Un cierre redondo. Pero la cadena ha decidido darle una tercera temporada, lo que supone un riesgo pero, si les sale bien, será bienvenida.

Espero que os guste, y si no, ya me diréis.



(Entrada Actualizada: 25/02/2015.)