Google+ Críticas en Serie: Ripper Street

miércoles, febrero 6

Ripper Street

Londres. Finales del siglo XIX. Barrio de Whitechapel, East End, justo donde por esas fechas acaba de dejar tras de sí un reguero de prostitutas muertas el famoso Jack, el Destripador (Jack, The Ripper). La policía, bastante corta de medios, tiene que mantener el orden y no es nada fácil. No se trata de atrapar al famoso asesino. No es ese el objetivo. Sólo hay que evitar que crímenes como ese vuelvan a suceder. La BBC no renovó la serie para una segunda temporada pero Amazon llegó al rescate ya va por la cuarta.

Ripper Street
2012-

El asesino Jack, el Destripador, ha dado para mucho en la historia del cine y la televisión. Quizá se ha quedado con todo el protagonismo del crimen del último tercio del siglo XIX. Todo es el Destripador si hablamos de esos años. Pero en el Londres en el que este hombre (o mujer, todavía ni eso se sabe) se hizo famoso descuartizando prostitutas tenía muchas más historias de delincuencia que contar que nunca conoceremos.

En 'Ripper Street' acompañamos en su día a día al detective inspector Edmund Reid, interpretado por Mattew Macfadyen, un veterano de 'Spooks' al que pudimos ver en la adaptación de 'Los Pilares de la Tierra'. Este hombre, por lo que nos muestran, es prácticamente un visionario de la investigación ya que crea su propio CSI, primitivo pero eficiente, que le ayuda a resolver los crímenes. Reid, junto al médico norteamericano y antiguo miembro de la agencia Pinkerton, el capitán Homer Jackson, y el músculo del grupo, el sargento Bennet Drake, se enfrentan a una serie de casos más complejos de lo esperado y para los que recurren a los conocimientos científicos y médicos que los dos primeros parecen tener. A Jackson lo encarna Adam Rothenberg y a Drake, Jerome Flynn, Bronn en 'Juego de Tronos'.

Las críticas negativas que ha recibido la serie han llegado porque han movido algunos hechos históricos para hacerlos encajar en el mismo tiempo. Tampoco es algo grave. No pretende ser una serie histórica. En la parte científica algunos hechos se adelantan a su tiempo pero en su mayoría encajan en lo que se podía hacer en ese momento. Algún crítico ha dicho que es una mezcla entre 'Whitechapel' y las últimas pelis de Sherlock Holmes, pero, aunque en 'Ripper Street' hay violencia y mucha casquería, me recuerda a la primera (es el mismo barrio, sale el tema Jack el Destripador y se trata de resolver casos, claro que en 'Whitechapel' la historia sucede en el tiempo actual).

La ambientación, vestuario, etc. son geniales. Nos transportan a esa época, como hace 'Copper' al otro lado del charco. Además, los tres personajes protagonistas van cogiendo profundidad con el paso de los capítulos y se vuelven interesantes. La pega, que es una serie, por ahora, procedimental, que son las que menos aguanto. Es cierto que hay tramas personales que se ve que tendrán recorrido y que pueden ir cogiendo las riendas de la serie (el drama familiar del prota y el pasado que se nos oculta del doctor y la madame), pero no deja de ser una de polis que resuelven casos, uno por capítulo, utilizando los medios de la época y con ese toque CSI que comentaba antes.

En fin, por mi parte seguiré con ella con la esperanza de que se desprocedimentalice (palabro). Si no lo hace, probablemente la deje en la bolsa de las series de las que veo un capítulo de tanto en tanto. Los que os pongáis con ella ya me contaréis qué os parece.

La BBC decidió que no tendría tercera temporada pero Amazon la repescó para ella. Ya va por la cuarta. Yo no pasé de la segunda.
 

(Entrada Actualizada: 09/01/2016.)