Google+ Críticas en Serie: Veep

sábado, enero 12

Veep

Hace unos años hablamos de 'The Thick of It', una serie británica en la que se cuenta de manera coñera la vida de un supuesto gobierno británico lleno de políticos bobos y ridículos. Sus creadores probaron a replicar el modelo en Estados Unidos, esta vez con la vicepresidenta norteamericana como prota junto a su equipo de fieles consejeros. Unos cuantos Emmys después y varias nominaciones a los Globos de Oro explican que espere una sexta temporada.

Veep
2012-

Aunque no llega, en mi opinión, al nivel de descojone de su hermana mayor británica, en 'Veep' las risas están más que aseguradas. Tenemos a una vicepresidenta que se quedó en el camino para dirigir el país y que fue rescatada por el presidente Potus (sí, así se llama) para el segundo puesto en los USA, un cargo bastante vacío de contenidos, por lo que podemos ver en la serie, y un premio de consolación para una Selina Meyer realmente incompetente, que necesita la ayuda de su equipo de inútiles consejeros casi hasta para ir al baño.

La veep (es la manera de llamar a la vicepresidenta coloquialmente) no llega a los niveles de incompetencia de los ministros que vimos en 'The Thick of It' pero se acerca mucho y las situaciones hilarantes en las que se ve envuelta por sus meteduras de pata son continuas. Si algo saben los norteamericanos y británicos es reírse de sí mismos (imaginar a una cadena de televisión emitir una serie de este tipo sobre el gobierno español entra dentro de lo imposible), y aquí lo hacen constantemente.

En el papel de Selina tenemos a la ex 'Seinfeld', Julia Louis-Dreyfus, cuatro veces nominada al Globo de Oro por su papel en 'Veep', premio que ya ganó en su día con la serie que la hizo famosa. Como una de sus consejeras, Amy, tenemos, y no os lo vais a creer, a la que fue compañera de cartel de Macaulay Culkin en 'My Girl' y en 1991, Anna Chlumsky. Ya de mayorcita la pudimos en la película secuela de 'The Thick of It', 'In the Loop'. Los otros miembros del equipo son el bobo Walsh (Tony Hale, 'Arrested Development'), el guaperas Dan (Reid Scott, 'My Boys'), el incompetente Mike (Matt Walsh, 'Hung'); y luego está el enlace con la Casa Blanca, el odiado por todos, Jonah (Timothy Simons).

Está claro que lo que vemos en 'Veep' no está basado en hechos reales (al menos eso espero) pero no cuesta imaginarse que se podrían dar algunas de esas situaciones. Si el presidente de los USA no puede ejercer su cargo, la vicepresidenta ha de ponerse al mando. Es lo más cerca que la veep estará de ser presidente.

Es imaginable que aunque Selina (o el vice real) estén tristes por lo que le pueda pasar al presidente, la alegría por estar en el cargo es casi indisimulable. Para muestra, el tráiler que os dejo y la última escena en la que la veep se encuentra con esta situación tan excepcional para ella. No, no es real, pero algunas historias, convenientemente exageradas, deben de estar muy cerca de lo que puede vivir un político que se mueve en estos niveles. Por supuesto, esperamos que en la realidad no sean tan cutres...

En fin, una comedia recomendable (estoy en racha con las comedias), con buenos personajes, escenas memorables y una protagonista que lo hace genial. Precisamente por ella tardé en ponerme con 'Veep': su personaje en 'Seinfeld' me caía mal y le cogí manía: es inevitable, me costó empezar con ésta. Craso error, la actriz es una auténtica crack y el papel le viene que ni pintado. Los que no os hayáis puesto con ella, ya estáis tardando.

La serie ha sido renovada para una sexta temporada.


(Entrada Actualizada: 11/11/2016.)