Google+ Críticas en Serie: The Fear

lunes, diciembre 24

The Fear

Volvemos con una miniserie británica con un enorme Peter Mullan al frente. En cuatro capítulos conocemos la historia de los Beckett, una familia de mafiosos que ve cómo la competencia albanesa trata de hacerse con su ciudad al mismo tiempo que la mente del padre, personaje de Mullan, se está cayendo a pedazos.


The Fear
2012

Richie Beckett ha llegado donde ha llegado saltándose la ley. Ahora son sus hijos quienes tratan de llevar el negocio familiar y planean hacer tratos con la recién llegada competencia, una familia de albaneses brutos como ellos solos. El imperio de los Beckett se puede venir abajo por esta amenaza pero esto no es lo más importante: a Richie la cabeza empieza a fallarle, tanto que a veces no recuerda qué ha hecho o dicho. Y esto es un problema que puede costarle la vida a todos aquellos a los que quiere.

Peter Mullan es un crack. Es de esos actores que te convence con su actuación, aparentemente sin esfuerzo. Y aquí lo borda. Recientemente pudimos verlo en 'Tyrannosaur', y mucho antes en 'My name is Joe'. El papel de Matty, el hijo menor, lo interpreta Harry Lloyd, al que vimos en 'Great Expectations' y que todos recordaréis por su papel de Viserys en 'Game of Thrones'. El hermano problemático es Cal, encarnado por Paul Nicholls, quien participó en la eterna 'EastEnders' y ahora en la versión británica de 'Ley y Orden'. También os encontraréis con un veterano conocido, Richard E. Grant ('Gosford Park', 'The Crimsom Petal and the White').

Tony Soprano necesitó ir al psicólogo. Sin duda fue un mal trago. El estrés no es bueno si tienes a tu cargo a una familia de mafiosos que no verían muy bien que estuvieras yendo al loquero. Pero esto no es nada si lo comparamos con lo que le sucede al protagonista de 'The Fear'. Sirva de explicación el tráiler que os dejo aquí abajo. Con unas pocas imágenes queda claro el proceso por el que va a pasar la mente del protagonista. A Richie el pasado y el presente se le empiezan a mezclar. Poco a poco deja de distinguir entre uno y otro, justo en el momento en el que su familia más lo necesita.

'The Fear' merece la pena, sobre todo por la actuación de Mullan. La historia mafiosa en realidad es una excusa para contar el proceso degenerativo del personaje, que es realmente rápido y que vemos casi desde dentro de su mente. Sólo por eso ya merece la pena echar un rato con esta miniserie.