Google+ Críticas en Serie: Carlos

jueves, diciembre 13

Carlos

La vida de Carlos da para mil capítulos. Nunca hubo un terrorista tan famoso (hasta llegar Bin Laden) y su vida está llena de vacíos que sólo se pueden llenar con la imaginación. Sobre él se han escrito decenas de libros y se han rodado varias películas y series. En esta miniserie de tres episodios largos nos cuentan una versión de sus años de actividad terrorista/revolucionaria alrededor de todo el mundo. 'Carlos' se llevó en 2011 el Globo de Oro, y no es para menos.

Carlos
2010

El proyecto es más que ambicioso. Cinco horas para contar veinte años de andanzas de Ilich Ramírez Sánchez, alias Carlos, alias El Chacal (y muchos más alias). Una tarea nada sencilla ya que este hombre estuvo metido en mil y una historias, la mayoría peligrosas, de las que extrañamente salió vivo. Su cruzada por la causa palestina le llevó a colaborar con muchos países árabes en contra del enemigo con mayúsculas, el imperialismo/capitalismo/sionismo y muchos más "ismos" emparejados a estos mencionados. La actividad violenta de Carlos y los suyos para unos es lucha revolucionaria, para otros es simple y llanamente terrorismo. Conforme pasaron los años Ilich fue perdiendo apoyos y, con casi todo el mundo en contra, simplemente trató de sobrevivir.

En esta ocasión Carlos es Edgar Ramírez, un actor al que le tira interpretar a mitos libertarios, ya que dentro de poco lo veremos de Simón Bolívar en 'Libertador'. Su papel en esta miniserie le valió la nominación para el Globo de Oro al mejor actor (la dirección de 'Carlos' corre a cargo de Olivier Assayas ('Paris Je T'aime')). La serie tiene una enorme lista de actores y actrices internacionales. Carlos pasó su vida de país en país, relacionándose con gente de diversos grupos revolucionarios/terroristas, servicios secretos y gobiernos. Por eso nos encontramos actores de todos esos países: Alemania, Francia, Sudán, Libia, Siria, Estados Unidos, Irán... y un sinfín de lugares más. Nos encontramos con una cara conocida, la de Juana Acosta, a la que vimos en 'Hispania' y 'Crematorio' y que también compartirá cartel con Edgar en 'Libertador'. La serie está rodada en varios idiomas: inglés, español, francés, japonés, alemán, árabe, ruso, rumano... y a Carlos parece que se le daban bien cambiar de uno a otro (no hablaba todos, claro), como al actor que lo interpreta. Pero no sólo vemos el trabajo de Carlos, también su vida sentimental, que está llena de amantes circunstanciales que servían también a la causa. Una amante en cada puerto dispuesta a jugarse la vida si el famoso Carlos se lo pedía.

Ilich Ramírez, que vio parte de la serie, trató de evitar que se emitiera con ayuda de sus abogados. Adujo que podría ser perjudicial para los juicios que tenía pendientes por ataques en Francia. Además dijo que se contaban muchas mentiras. Está claro, y se dice al principio de la serie, que no todo lo que se cuenta es real. El trabajo de documentación habrá ayudado a rellenar alguno de los huecos pero la mayor parte de lo que vemos de la vida privada de Carlos es pura especulación. Él sigue negando la participación en los atentados por los que está en prisión pero es no evitó que en el juicio celebrado a finales de 2011 se le condenara a cadena perpetua.

La serie tuvo una versión reducida en forma de película (recortaron dos horas), pero nos quedamos con la versión completa, claro.

'Carlos' es una miniserie muy recomendable, que nos lleva a otros tiempos, quizá más convulsos. Casi parece que estuviéramos allí: la ambientación de las ciudades, personajes y demás escenarios está muy trabajada; el realismo de las escenas violentas es total: no se trata de hacer espectáculo con la acción sino que se quiere y se consigue transmitir credibilidad; y algo muy interesante, claro, que es conocer cómo se posicionaban los distintos países implicados, cómo colaboraban con estos grupos armados según su conveniencia: cómo funcionaban las alcantarillas del poder.