Google+ Críticas en Serie: Hatfields and McCoys

domingo, septiembre 30

Hatfields and McCoys

En los Estados Unidos, cuando dos partes están enemistadas profundamente, se dice que son como los Hatfields y los McCoys. Hasta ese punto este enfrentamiento de finales del siglo XIX ha calado en la historia de los USA. Ahora Kevin Costner, Bill Paxton y Tom Berenger han convertido esta historia en una miniserie por la que el propio Costner se ha llevado el Emmy 2012 por su papel protagonista y el Globo de Oro 2013. En España la emitirá Fox Crime.

Hatfields and McCoys
2012

Dos familias, los Hatfields, afincados en West Virginia, y los McCoys, al otro lado de la frontera, en Kentucky, tan sólo separadas por un río. Dos patriarcas, Anse Hatfield y Randall McCoy, que comienzan luchando juntos en la Guerra Civil americana pero rompen su amistad cuando el primero deserta, harto de tanta guerra. A partir de ahí el odio empieza a crecer entre las dos familias, un odio tan grande que durante varias décadas el único objetivo de ambas será hacerse la vida imposible la una a la otra. Y tan radical será que, como adelantaba en la entradilla, esta enemistad será conocida en todo el país y estos dos apellidos, siempre juntos, pasarán incluso al léxico común norteamericano.

La historia de estas dos familias, antes de llegar a esta miniserie de tres episodios, ha sido llevada multitud de ocasiones al cine, a la televisión, al teatro y, por su puesto, a las páginas de varios libros. Ahora ha sido el turno de Kevin Costner, Anse Hatfield, que resucita para contar de nuevo esta historia y recibir muy buenas críticas por su trabajo. Enfrente tiene a Bill Paxton, en el papel de Randall McCoy, y a su lado a un casi irreconocible Tom Berenger, como Jim Vance. La lista de actores es interminable: Powers Boothe ('Deadwood'),  Matt Barr ('Harper's Island'), Sarah Parish ('Los Pilares de la Tierra', 'Monroe'), Lindsay Pulsipher ('True Blood'), Mare Winninghham ('Mildred Pierce')...

Por supuesto, la serie no va sólo de unos matándose a otros: también hay una historia de amor, una de Capuletos y Montescos. Un Romeo Hatfield y una Julieta McCoy que se salen del guion familiar, ilusos ellos, con la sana intención de hacer como si allí no pasara nada, y pelillos a la mar. No iba a ser tan fácil arreglar esta enemistad tan enconada. Sirva como curiosidad que el 14 de junio de 2003 (hace nada), sesenta descendientes de ambas familias firmaron (por fin) la reconciliación entre los Hatfields y los McCoy. Más vale tarde que nunca.

Como adelanto, os dejo el tráiler, y la recomendación de este blog para que echéis un rato con ella. Es cortita y alimenta, y está bien ver a Costner cuando le sale algo bien.