Google+ Críticas en Serie: Don't Trust the B---- in Apartment 23

jueves, mayo 24

Don't Trust the B---- in Apartment 23

De una serie con chicas como protagonistas, 'Girls', paso a otra... con chicas como protagonistas. Pero los parecidos entre ambas, si los hay, son meras coincidencias. Por ahora, el único, que ambas series tendrán una segunda temporada. La colección de personajes imposibles, exagerados, histriónicos en las formas, hace que esta comedia se algo distinto que ver. Soy raro para las comedias. Me cuesta reírme con ellas (salvo con 'Community'). La serie no llegó a su tercera temporada.

Don't Trust the B---- in Apartment 23
2012-2013

'No confíes en la z---- del apartamento 23' es una comedia, y punto. No hay espacio para el drama cómico o comedia dramática o dramedia que tanto se estila ahora. Aquí sólo hay absurdo, personajes exagerados, mala leche mezclada con bromas tontas y al actor de 'Dawson Crece' haciendo... del actor de 'Dawson Crece'. Os resumo.

June tiene un futuro lleno de pasta y éxito, hasta que deja de tenerlo y, cual Rachel bajando del altar en 'Friends', ha de buscarse las habichuelas: compartir piso, buscar trabajo, etc. La mala o buena suerte es que da con una chica muy especial, una zorra, una hija de..., que vive en un mundo muy particular en el que nada está mal y todo se puede conseguir aunque sea jodiendo al resto. Ella es la z---- del apartamento 23, Chloe, que además de vivir del cuento, de timar, estafar y robar a los demás con un estilo inimitable, es amiguísima del actor venido a menos James Van Der Beek, conocido por todo el mundo por Dawson, el de 'Dawson Crece' ('Dawson's Creek' para los puristas), y que resulta ser un tío guaperas encasillado en el papel que le hizo famoso y que se gana la vida haciendo bolos, pelis malas y anuncios publicitarios penosos. Quizá esta es una de las bazas de la serie: el personaje que se interpreta a sí mismo, aunque sea sólo en parte y supongamos que casi todo es ficción (véase 'Episodes', '¿Qué fue de Jorge Sanz?'). A medio camino entre las protas y los secundarios está la vecina, Robin, una fan de Chloe (no entro en detalles). Como secundarios al uso, Eli, el vecino salido y Mark, el camarero de la cafetería.

Si os soy sincero al ver la serie no me sonaba nadie, salvo, obviamente, James Van Der Beek ('One Tree Hill', 'Mercy'). La actriz que interpreta a Chloe, Kirsten Ritter, me recordaba a alguien... y claro, es que la había visto en 'Breaking Bad'. A June la encarna Dreama Walker ('Gossip Girl', 'The Good Wife') y a Robin, Liza Lapira ('Dollhouse', 'Dexter'), secundarias habituales.

La serie, por lo visto hasta ahora, va de la relación de las dos chicas, opuestas en casi todo pero permeables a la personalidad de la otra, que siempre se meten en líos extraños, tienen planes absurdos y se juntan con gente rara y farandulera. Y está Dawson, claro, que da mucho juego.

En fin, una comedia para echar el rato, sin pretensiones, con gracia y algún que otro diálogo cachondo ("¿Qué prefieres, un botón o un euro? El botón, al menos eso seguro que vale algo dentro de unos años").

La serie no llegó a más y se quedó sin tercera temporada.



(Entrada Actualizada: 11/05/2013.)