Google+ Críticas en Serie .com: Luck

sábado, 3 de marzo de 2012

Luck

Una de las series más esperadas del año, con sello HBO y con grandes nombres, grandísimos, como el Dustin Hoffman o el de Nick Nolte, ya está entre nosotros. El escenario es un hipódromo y los personajes, empresarios, entrenadores, jockeys y, por supuesto, los caballos. Y por encima de todos ellos, el personaje de Chester Bernstein, que acaba de salir de la cárcel y quiere volver a entrar en ese mundillo, y por la puerta grande. 'Luck' no ha tenido que esperar ni a la emisión de su segundo capítulo para ser renovada para una segunda temporada. Y, antes de acabar la primera temporada, cancelada.

Luck
2012-RIP

El mundo de las carreras de caballos me es completamente ajeno. Apenas entiendo cómo funciona el sistema de apuestas, cómo se organizan las carreras, quién decide qué caballo corre, cuál no, cuánto dinero se mueve, quién es un buen jockey y cuál no lo es... Yo soy de fútbol. Y quizá por ese desconocimiento la serie es todavía más atractiva para mí. Van pasando los capítulos y poco a poco me van enganchando. No sólo la serie o los personajes, sino ese mundillo, lleno de oscuridades en los establos y de luces en la pista.

Su creador es David Milch, guionista y productor de series tan dispares y ya míticas como 'Canción triste de Hill Street', 'NYPD Blue' o 'Deadwood'. La apuesta de la HBO por esta serie es total. Fichar a Dustin Hoffman (que también produce) para interpretar al personaje principal, Chester Bernstein, y a Nick Nolte para el de Walter Smith, el dueño de uno de los caballos, ya es todo un pelotazo. Michael Mann también esta en esta aventura, y dirige el piloto. Todo augura éxito, aunque sólo sea por ver a estos actores en pantalla. Si a eso añadimos más buenos actores y una historia sencilla en principio pero adictiva, y una narración bien hilada, tenemos una serie con pocas posibilidades de fracasar y muchas de convertirse en un clásico.

'Luck' está lleno de personajes, muchos de los cuales ni se conocen entre sí. Es una de esas series en los que las historias comparten escenario pero los personajes lo viven en diferentes niveles. Los empresarios, que hablan de grandes cifras, los entrenadores, preocupados por sus caballos, los jockeys, que harán lo que sea por seguir encima del caballo, y las personas de a pie, los que van a apostar, ludópatas incluidos. Todos están allí pero cada uno va a lo suyo, por ahora. Entre los últimos mencionados están Jerry y sus amigos, unos apostadores que quieren entrar en ese mundillo y comprar un caballo. Jason Gedrick ('Murder One') interpreta a Jerry, un adicto al juego al que le cuesta mucho no fundirse todo lo que gana. También encontramos a Deenis Farina ('Get Shorty', 'Ley y Orden'), un veterano con muchas tablas que interpreta a Gus, el fiel escudero de Chester Bernstein. John Ortiz ('American Gangster') es aquí Turo Escalante, un entrenador de caballos con muy mala leche. Como representante de jockeys encontramos a otro veterano secundario de la gran pantalla, Richard Kind ('A serious man', 'Mad about you'). Por último, destaco dos personajes femeninos, el de la jockey Rosie, encarnada por Kerry Condon ('Rome'), y el de Claire Lachay, interpretado por Joan Allen (Pamela Landy en la trilogía de Bourne y prota en 'Pleasantville').

La serie tiene calidad en cada minuto, aunque se le puede criticar que sea demasiado oscura en ocasiones, opaca, sobre todo en los dos primeros capítulos, donde a veces nos podemos quedar pensando "de qué va esto". Con el paso de los capítulos la madeja se va soltando, los personajes van calando y empezamos a conocer cómo funciona todo el entramado de 'Luck'.

Para quien sienta curiosidad por la música del principio (con ese ritmo lento, tan de 'Los Soprano'), diré que es una canción de Massive Atack; aquí os dejo el enlace a los créditos: 'Splitting the Atom'.

La serie ha empezado con fuerza, aunque con las críticas del colectivo proanimales PETA, inevitables tras la muerte de dos caballos durante el rodaje, a los que se les practicó la eutanasia tras dos accidentes graves. A pesar de esto, que es una nota claramente negativa, a las tramas y personajes hay que resaltar lo obvio, la belleza de estos animales, protagonistas silenciosos de esta nueva serie pero protagonistas al fin y al cabo.

Cancelación
La denuncia de PETA fue el principio. La muerte del tercer caballo, la gota que colmó el vaso. HBO ha decidido cortar por lo sano, evitar más noticias negativas y cancelar la serie, aunque me pese.