Google+ Críticas en Serie .com: Great Expectations

sábado, 14 de enero de 2012

Great Expectations

Dickens resucita de vez en cuando en forma de película. Ahora vuelve a las pantallas con una miniserie en la que la BBC, en tres capítulos largos, nos cuenta su 'Grandes Esperanzas', la historia de un niño huérfano que trata de cambiar su suerte, la que le ha tocado por haber nacido en la clase más baja posible, y llegar a moverse entre la gente de buena cuna. Además de una buena historia y una ambientación genial, los actores no nos fallan, empezando por la mítica Gilliam Anderson.

Great Expectations
Grandes Esperanzas
2011

Si hay algo que hace a Dickens reconocible en la pantalla es la imagen que nos transmite de la Inglaterra del XIX y sus niños desharrapados. Los niños Dickens, huérfanos, con cara triste, sucios, hambrientos, que tratan de salir del mundo en el que han nacido y buscarse las habichuelas, con mayor o menor éxito.

La cara más conocida en esta adaptación esa la de Gillian Anderson, la eterna agente Scully, a quien recientemente vimos en otra gran miniserie, 'The Crimson Petal and the White'. Ahora interpreta a Miss Havisham, una señora loquísima, con un drama personal que no puede olvidar. A su lado está Estella, la hija adoptada, la destinada a cumplir el destino roto de su tutora, interpretada por Vanessa Kirby, secundaria en la exitosa 'The Hour'. Y al frente, Pip, el niño que pronto se hace hombre, con Douglas Booth dándole rostro en su edad adolescente, y al que vimos en 'Los Pilares de la Tierra'.

A los que ya conocéis la historia, los giros y sorpresas que puedan darse no lo serán tanto (más bien nada). Tan solo queda disfrutar de la narración, la interpretación de los actores y la ambientación, una parte muy destacable de esta miniserie. Los que la veais sin conocer la novela o alguna de sus adaptaciones encontraréis una historia llena de moralejas, que no moralinas, con unos personajes algo exagerados, teatrales, y con la historia de este chico, que trata de ser lo que no es en un mundo donde la pertenencia a una clase social o a otra lo es todo. Venganzas varias, ambición inocente, amor extraño y locura apolillada, y el pasado, que siempre anda volviendo para recordar a los personajes de dónde vienen.

Una historia conocida pero que merece ser vista en esta breve pero intensa miniserie británica. Ya me contaréis qué os parece.