Google+ Críticas en Serie: The Firm

domingo, enero 22

The Firm

Vuelvo para hablar de una adaptación (más bien continuación) que ha pasado de libro a peli y ahora a serie, del maestro de los best-sellers, John Grisham, que además resulta ser productor ejecutivo de esta serie recién estrenada en los USA, que ha empezado con mal pie en cuestión de audiencias (quizá por el día elegido) y con críticas de todo tipo. Reúne a muchos nombres del cine y se nos presenta poco encasillable, con una mezcla de trama principal e historias autoconclusivas.

The Firm
2012-RIP

Aquí fue 'La Tapadera' (1993), con Tom Cruise en el papel principal, una traducción que ya nos contaba parte importante, demasiado incluso, de la historia. Pero eso, según la serie, pasó hace 10 años, tiempo durante el cual el prota ha añadido una hija a la familia y, junto a su mujer, han estado viviendo bajo el paraguas del sistema de protección de testigos norteamericano. En su día, recordamos la peli, denunció a la firma donde trabajaba como abogado por sus actividades ilegales. Eso hizo que se ganara unos cuantos enemigos. Ahora ha decidido dejar la protección que le da el FBI y vivir su vida como si no hubiese pasado nada.

'The Firm' nos suelta en medio de la historia principal, de la que no sabemos nada, y salta al pasado para ir contándonos la historia en el orden cronológico natural. De vez en cuando vuelve al presente, cuando la acción está en todo lo alto, y nos cuenta lo que sucede en pequeñas dosis. La historia avanza en los dos tiempos, más en el pasado que en el presente. Es similar a la estructura narrativa que se utiliza en 'Damages', la serie de Glenn Close. La serie empieza jugando a ser a la vez serial y procedimental. La trama principal lo llena todo pero deja espacio para que veamos el trabajo como abogado del protagonista. Se le está viniendo algo grande encima pero mientras llega sigue con su trabajo.

En cuanto al reparto, está lleno de caras conocidas. El personaje protagonista, Mitch McDeere, corre a cargo de Josh Lucas, un actor de cine que empezó en la tele, y empezó a hacer cosas interesantes cuando salió en 'American Psycho', y luego ya en 'Session 9', 'Una mente maravillosa' y 'Sweet Home Alabama'. A su lado está su hermano Ray, que trabaja para Mitch como investigador, y que es interpretado por un eterno secundario de la tele, Callum Keith Rennie ('The Killing', 'Californication' y, por supuesto, 'Battlestar Galactica'). La mujer de Mitch, Abby, es una ex 'Deadwood', Molly Parker ('Dexter'), y la secretaria y novia de Ray, Tammy, la eterna y venida a menos Juliette Lewis ('Asesinos Natos', 'El cabo del miedo'). Otra cara conocida es la de la jefa de los que parecen ser los malos de la serie, otra ex 'Battlestar Galactica', Tricia Helfer, que hasta hace poco estuvo en la cancelada 'Dark Blue'.

El argumento de la serie es intrigante. Sabemos desde el principio que el protagonista está en peligro pero no sabemos nada más. La información nos va llegando poco a poco. Lo mejor de la serie hasta ahora es claramente su trama principal. Los casos que Mitch defiende como abogado son un poco chorra, la verdad, y no estarían a la altura de una serie de abogados de las de verdad. Aquí esas subtramas con una excusa para rellenar tiempo mientras avanza la trama principal desde ese pasado reciente de paz y tranquilidad hasta el presente lleno de peligro hasta el presente lleno de peligro y acción.

Como adelantaba al principio, la serie no ha tenido una buena acogida, quizá por estrenarla un día en la que hay muchas series con grandes audiencias y consagradas. Puede que ese error de la cadena condene a esta serie. Yo le daré una oportunidad, sobre todo si la trama principal sigue ocupando minutos y no se vuelve una serie de abogados del montón.