Google+ Críticas en Serie: Raising Hope

viernes, diciembre 16

Raising Hope

De manos de mi amigo Diego, me acerco a esta comedia, firmada por los creadores de 'My name is Earl', de humor similar: gamberro, medio absurdo y atontolinado pero igualmente desternillante. Antes fueron dos hermanos en busca del equilibrio kármico. Ahora es un padre adolescente a su vez hijo de padres que lo tuvieron antes de madurar que se enfrenta a la aventura de criar a su pequeña Hope. La serie terminará su cuarta y última temporada en 2014.

Raising Hope
2010-2014

Los Chance son una familia... distinta. Virginia y Burt tuvieron a su hijo Jimmy mucho antes de alcanzar la mayoría de edad, y se hicieron cargo de él con todas las consecuencias, así es que la infancia del chaval fue algo más caótica que la de la mayoría de sus vecinos. Ahora él repite esquemas y se encuentra con Hope, una hija que, por así decirlo, le toca en una rifa.

Este es el planteamiento inicial de 'Raising Hope', que junta bajo un mismo techo a un adolescente no muy espabilado con unos padres irresponsables, una abuela con la cabeza ida y una niña que hace cosas de niña. Una combinación explosiva que da mucho juego para sacarnos más de una risotada.

Como adelantaba, su creador es Gregory Thomas Garcia, padre de 'My name is Earl', y está visto que le gusta este tipo de humor, fruto de la mezcla de personajes algo bobos e inocentones, pero buena gente al final, que son muy dados a meterse en follones y provocar situaciones cómicas sin esfuerzo. Para el reparto se ha buscado alguna cara conocida. La actriz que interpreta a Virigina es quizá la más conocida, Martha Plimpton, quinceañera en 'The Goonies', hija del reverendo en 'La costa de los mosquitos', y, más recientemente, abogada en algún capítulo de 'The Good Wife'. A su lado tenemos a un secundario experto en papeles de malo, Garret Dillahunt, el más conocido, el malo malísimo de 'Terminator: The Sarah Connor Chronicles', aunque también lo vimos en 'Deadwood' o en 'The 4400'. A la que cuesta reconocer a es a la bisabuela de Hope, Cloris Reachman, oscarizada por su papel en 'The Last Picture Show' y que ha hecho de todo (salía en la serie 'Lassie' en 1957, por ejemplo, en 'El jovencito Frankestein' o en 'Malcolm in the Middle'). El menos conocido, era de esperar, es el prota, interpretado por Lucas Neff.

En fin, la serie no tiene mucho más que explicar: una comedia con historias absurdas, con personajes para reírse de ellos y con ellos, con capítulos cortitos que al terminar te dejan con buen ánimo y con ganas de ver otro (o de irte por ahí de juerga).
 

(Entrada Actualizada: 16/03/2014)