Google+ Críticas en Serie: Boss

viernes, noviembre 18

Boss

Junto a 'Homeland' y 'American Horror Story' este está siendo sin duda mi estreno favorito de la temporada. Ver a Kelsey Grammer interpretando a este personaje tan dramático, nada que ver con su mítico Frasier, pone los pelos de punta. Papelón para este gran actor y una trama de lo más adictiva.

Como premio, ya ha conseguido el Globo de Oro 2012 al actor protagonista y estuvo nominada al de mejor serie dramática, pero tras la segunda temporada la cadena decidió cancelarla. La puerta para un final en forma de película sigue abierta.

Boss
2011-2012

Tom Kane es el alcalde de Chicago, un hombre con carácter, duro, que tiene una familia algo desestructurada, y me quedo corto. El piloto comienza en el momento en el que la doctora le está explicando que es víctima de una enfermedad neurológica degenerativa incurable. Y con ello tiene que lidiar, con esa enfermedad, con su familia y con la lucha política de los dos candidatos de su partido por ganar unas primarias para optar a ser gobernador del estado de Illinois. Mucha carga sobre sus hombros y un papel que cualquier actor dramático querría interpretar. Starz, una cadena poco dada a este tipo de series, se ha atrevido con esta creación del que fuera guionista de 'Apocaypto', Farad Safinia, y se ha convertido en uno de los estrenos más interesantes de este otoño, con Kelsey Grammer ('Cheers', 'Frasier') dando vida al personaje protagonista.

El personaje de Kane vive para su trabajo, ser alcalde, y en su mano está apoyar a uno u otro candidato para las primarias del partido: el candidato veterano y el joven y flamante candidato sorpresa. A su lado (es un decir) está su mujer, Meredith, con la que realmente ya no hace vida de casado. Oficialmente siguen juntos, pero todo es una farsa. Este papel corre a cargo de Connie Nielsen ('Misión a Marte', 'Gladiator'). Y luego está la hija, Emma, con la que el matrimonio decidió cortar lazos años atrás, interpretada por Hannah Ware.

En la parte política de la serie, Kane tiene a su lado a la ayudante Kitty O'Neil, el papel de una conocida actriz, Kathleen Robertson, sobre todo por su papel en la primera 'Sensación de vivir'. El candidato al que apoya Kane es Alex Zajac, personaje encarnado por Jeff Hephner ('Hellcats', 'OC').

Además de la trama política y la relación de los miembros de la familia, en 'Boss', inevitablemente nos encontramos con corrupción y mafia (en Chicago no podria ser de otra manera), y tras la pista Sam Miller (Troy Garity), un periodista de esos que se meten en líos y no temen jugársela para dar con la verdad.

La mezcla de tramas, todas atractivas, tanto las personales, como las políticas y periodísticas, está equilibrada y no se echa de menos que se centren más en una o en otra. El balance es siempre positvo. Acaba de empezar y todo puede pasar en lo que queda de temporada. Puede que me equivoque y se quede en un bluf, pero muy mal tienen que hacerlo para defraudarme a estas alturas. Y si no ya me diréis.

PD: El piloto, por cierto, tiene un director bien conocido, Gus Van Sant.

Cancelación
La cadena nos dio la mala noticia dejando una puerta abierta. Tras la segunda temporada, la serie no iba a tener continuación pero se guardan una carta: darnos un final en forma de película. Ojalá sea así.

 

(Entrada Actualizada: 16/02/2013.)