Google+ Críticas en Serie: The Confession

sábado, agosto 20

The Confession

Últimamente vemos cierta proliferación de webseries, que ya no son sólo una extensión en forma de miniepisodio de una serie estándar sino que se crean como productos independientes. 'The Confession' es un ejemplo de este tipo de creaciones minúsculas, con capítulos que acaban al poco de comenzar, pero que vistos del tirón tienen su punto (aunque con pegas). Un lector del blog me recomendó esta piececita y en un rato me la he tragado. Al frente, Kiefer 'Bauer' Sutherland y John Hurt.

The Confession
2011

Como os decía, esta webserie se ve en un rato. Los diez capítulos juntos no duran más de una hora y la mayoría de lo que vemos sucede en el confesionario de la iglesia en la que ejerce de cura el personaje de John Hurt. El presupuesto claramente se ha ido en contratar a los dos actores (si es que no han trabajado por amor al arte) y la idea de la serie ha sido del propio Kiefer.

Como os podéis imaginar, el que busca confesión es el personaje de Sutherland (no digo nombres porque no los hay, claro, que siendo tan breve, mejor no gastar tiempo en esas cuestiones). Pronto sabemos que este hombre es un asesino a sueldo... y a partir de aquí me callo, que si digo más casi cuento el final.
A los actores los conocemos de sobra. A Kiefer por ser hijo de Donald Sutherland y a patir de ahí por hacer muchas pelis reguleras y triunfar televisivamente con la serie '24'. A John Hurt (el actor bueno de la webserie) por infinidad de papeles, dos de los cuales lo llevaron a estar nominado a los Oscar ('El hombre elefante' y 'El expreso de medianoche').

Este cuento televisivo es un drama condensado que habría preferido ver sin la molestia de tener que saltar de un capítulo a otro, con sus "previouslys", del tirón, porque apenas te da tiempo a entrar en el ambiente de tensión y ya se ha terminado el capítulo. El formato no me convence, al menos para este tipo de argumento.

(Cuestión aparte: admito que echaba de menos a Jack Bauer, aunque este personaje en '24' sería claramente uno de los enemigos del aparentemente inmortal defensor del ojo por ojo.)