Google+ Críticas en Serie .com: Wilfred

sábado, 23 de julio de 2011

Wilfred

Otra serie, otro remake, que ficha a un actor de cine, Elijah Wood, para compartir protagonismo con un... ¿señor vestido de perro? Bueno, así lo ve él. Para el resto del mundo Wilfred es un simple perrete, pero de simple no tiene nada, es más listo que un zorro. El actor protagonista también lo interpretó en la versión australiana original. Se nota que le tiene cogido el punto al personaje. La serie ha sido renovada para una tercera temporada.

Wilfred
2011-

Ryan es un tipo inseguro, que está harto de todo y que ha decido acabar con su vida. Su vecina Jenna está muy buena y tiene un perro, Wilfred. Hasta ahí, todo normal. Entonces vemos que a Ryan le pasa algo raro: puede hablar con el perro y entender lo que dice porque a su ojos Wilfred es un señor vestido de perro o, más bien, un perro con aspecto humano, con personalidad perruna y forma humanoide, y con acento australiano.

Tony Rogers dirigió hace unos años un corto, del mismo nombre, y después lo adaptó para la televisión australiana en forma de serie. Ahora su creador y protagonista, Jason Gann, se ha ido con su Wilfred a los USA para volver a interpretar a su peludo personaje gracias al produtor David Zuckerman ('Family Guy') y a la cadena FX. Gann debe de estar enamorado (o harto) del personaje después de interpretarlo en el corto, la serie australiana y ahora en la norteamericana. El fichaje estrella, Elijah 'Frodo' Wood, es conocido por todos y no creo que necesite presentación. Su interpretación sorprende porque no lo imaginaba yo haciendo comedia, y no se le da nada mal. La vecina es una secundaria de las series yanquis, Fiona Gubelmann, con poco recorrido destacable en las pantallas. Y a quien seguro reconoceréis es al vecino bruto de Ryan y Jenna, Spencer, interpretado por el ex 'Me llamo Earl', Ethan Suplee.

La serie convierte en comedia lo que normalmente no lo sería: la relación de un hombre con el perro de su vecina. Todo cambia y se hace cómico cuando sabemos lo que piensa ese animal y nos llega expresado directamente por boca del propio perro, que es un tipo con la nariz pintada disfrazado con un traje que da calor con solo verlo. Las coñas son constantes. Si por un momento pensamos que Wilfred es una persona, al momento él se encarga de recordarnos que no, que es un perro, que hace cosas de perro y que sus prioridades distan mucho de las de su amigo Ryan.

Wilfred, además de perro, es un poco cabroncente y manipula a Ryan como quiere. Porque sí, el perro es el mejor amigo del hombre, pero cuando conocemos a este, los conceptos de amistad y fidelidad adquieren un nuevo sentido. El humor, negro y muchas veces absurdo, se centra en esas conversaciones imposibles entre humano y animal. Las escenas de los dos amigos fumando marihuana en su pipa mientras tienen charlas trascendentales que mezclan con escatología pura y dura sacan muchas risas a los que vemos la serie.

Y de esto va 'Wilfred', de dos amigos, raros como ellos solos, y su surrealista amistad. Cuando la veais, ya me diréis que os parece. A mí, por ahora, me entretiene, y ha sabido mantener enganchada a la audiencia ya que ha sido renovada para una tercera temporada.




Wilfred
2007-2010

Como decía, en la versión original australiana el personaje también lo encarna su creador, Jason Gann. Aquí cambia el personaje de Ryan, que se llama Adam y que es interpretado por el otro creador de la serie, Adam Zwar.

Además, los dos actores principales se meten en un segundo personaje cada uno. La serie se ha llevado varios premios del Instituto de Cine Australiano y sus buenos resultados han sido los culpables de que la cadena norteamericana FX la haya repescado para el público de los USA.

Como siempre pasa en estos casos, habría que ver si la adaptación mejora, iguala o empeora la idea original. Sin haber visto la serie australiana, doy por hecho que la presencia de Gann en la nueva serie será una garantía de que el espíritu de la serie original perviva en la nueva: Wilfred es Wilfred, esté en Australia o en los USA.