Google+ Críticas en Serie: Deadwood

viernes, junio 17

Deadwood

Llegué tarde a 'Deadwood', cuando lleva unos añitos cancelada, pero no importa: esta es de esas series que no acaban, porque a la cadena no le dio la gana terminarla, pero que se disfrutan igualmente. Es de esas series con las que uno se lo pasa bien durante el camino, y quedarse sin final es lo de menos. Durante años se ha hablado de retomarla o de hacer una película que la cierre. Esto último parece que podría convertirse en realidad. Esperemos que sea así. Haremos una fiesta cuando llegue el momento.

Deadwood
2004-2006

Hacer un western de calidad cuesta. Convertirlo en una serie y que dure, mucho más. Y aquí tenemos uno. Durante tres temporadas podemos vivir la década de 1870, en plena fiebre del oro, y conocer a unos personajes de esos que no se olvidan.

Deadwood es un pueblo que ni siquiera tiene status de pueblo. Es un campamento de buscadores de oro y en torno a ellos se han construido casas, burdeles y demás servicios y comercios. Con el tiempo, se incorporará al estado de Dakota del Sur pero por ahora, cuando empezamos a ver la serie, sólo es eso, un asentamiento polvoriento sin ley en el que empiezan a abrirse negocios para cubrir las necesidades de los buscadores de oro.

Y allí nos encontramos con una serie de personajes, muchos de ellos históricos, casi de leyenda, de esos años salvajes: Wild Bill Hickok, un pistolero que fue marshall y que se convirtió en mito; la exploradora Calamity Jane, que en la serie se nos muestra como un personaje entrañable; o el propio Seth Bullock, que la historia con mayúsculas lo presenta como amigo de Theodore Roosvelt, entre otras muchas cosas.

Bullock.
En Deadwood, en esos años, el 90% de las mujeres eran prostitutas. Y en la serie eso queda patente. Entre los hombres, además de buscadores de oro y comerciantes, el pueblo estaba lleno de forajidos, pistoleros y todo tipo de maleantes.

Viendo este perfil demográfico, es normal que la historia gire en torno a La Gema, el burdel-posada-taberna, centro social y de poder del campamento. Al frente del local se encuentra Al Swearengen, un inglés con muy mala leche y una mente fría y calculadora, que hace todo lo posible por mantener su negocio en todo lo alto y no perder el poder que tiene en Deadwood. Al pueblo llegan dos amigos, Seth Bullock y Sol Star, que quieren montar una ferretería y vender a los buscadores de oro todo aquello que necesiten para sus prospecciones. También encontramos a Alma Garret, una mujer del Este, poco acostumbrada al salvaje Oeste, que ha llegado a Deadwood con su marido, quien quiere probar suerte con el negocio del oro. La trama gira en torno a estos personajes, fluye en un único argumento principal, que es la historia misma del lugar y de sus habitantes.

Uno de los principales valores de esta serie es su realismo. Todo es muy "de verdad", empezando por los escenarios, que son increíbles (y caros, claro). La sensación de estar en un poblado del Oeste se consigue totalmente. Los edificios de madera, las calles de tierra, la suciedad que se cuela por todas partes, los chinos que van a lo suyo, el trato de los hombres a las mujeres, la brutalidad,... Hay quien comenta que el lenguaje que utilizan los personajes es demasiado actual, anacrónico, pero si es así, podría ser una de las razones por las que un género tan pasado de moda como el western ha podido repescar público y volver a hacerse atractivo.

Al Swearengen.
A los que como yo llegamos a esta serie cuando ya han pasado unos años de su finalización les resultará fácil reconocer muchas de sus caras, algunas de ellas desconocidas hasta que aparecieron en 'Deadwood' y que posteriormente nos hemos ido encontrado en otros papeles.

La lista de fichajes es increíblemente larga. Aquí fue donde Tymothy Olyphant (Bullock) se hizo con su primer papel protagonista. Luego lo veríamos en 'Damages' y, cómo no, en 'Justified'. También fue el primer papel importante para Paula Malcomson (Trixie), la ubicua secundaria de la televisión, que luego hemos visto, por ejemplo, en 'Son of Anarchy', 'Caprica' o 'Ray Donovan'. También fue uno de los primeros trabajos importantes de Kim Dickens (Joanie), que antes de acabar en 'Treme' o 'Fear The Walking Dead' pasó por 'Friday Night Lights'.

Al lado de estos nuevos valores, encontramos actores veteranos, más conocidos. Por supuesto, al frente está el gran Ian McShane, que consiguió el Globo de Oro por su personaje, Al Swearengen, y que ha hecho de todo en cine y televisión (entre lo más reciente, 'Los Pilares de la Tierra''Kings' o 'American Gods'); también encontramos a Molly Parker (Alma Garret), que ya había hecho buenos papeles en el cine. Y veteranos secundarios como Brad Dourif (Doc Cochran), Dayton Callie (Utter), que luego encontraremos en 'Sons of Anarchy', William Sanderson (EB Farnum), luego en 'True Blood', o Jim Beaver (Ellsworth), al que vimos en 'Harper's Island' y más tarde en 'Supernatural'.

Trixie.
Como veis, parece difícil encontrar una plantilla tan completa, con tantas bazas interpretativas. La serie viene firmada por David Milch, un veterano de la tele, guionista y productor de series como 'Canción triste de Hill Street' y 'Policías de Nueva York', y que se estrelló luego con 'Luck', la serie en la que vimos a Dustin Hoffman y Nick Nolte hasta que la cancelaron.

Cancelación y posible película
No es lo habitual en la HBO pero, como pasó con 'Carnivàle', 'Deadwood' salía demasiado cara para la cadena y en plena tercera temporada decidió no seguir con ella. Al director le propusieron grabar seis capítulos más para cerrarla pero no quiso. Luego se habló de hacer dos películas y hasta se escribieron los guiones, pero la cosa quedó en eso, o sea, en nada. Cuando salió el DVD de la serie, se incluyó un documental en el que se explicaba lo que le pasaba a los personajes tras la tercera temporada. Una manera fea de acabar con una serie de calidad, premiada con ocho Emmys y un Globo de Oro. De todas formas, al ser una historia continuada, sin un objetivo argumental al que llegar, se puede ver sin problema y disfrutar de este pueblo y sus personajes, sabiendo que cuando termine la última temporada, ellos seguirán por ahí con sus cosas y nosotros nos quedaremos con las ganas de conocer más de sus siempre complicadas vidas.

Pero como adelantaba, en enero de 2016, el presidente de la HBO confirmó que habrá película. Está claro que es una buena noticia, pero hasta que no lo vea con estos ojitos, seguirá siendo un rumor.

(Entrada Actualizada: 12/11/2016)