Google+ Críticas en Serie: The Killing

jueves, abril 21

The Killing

Hay series policiacas que nos acribillan a casos. Uno, dos o tres por capítulo. Luego hay otras que cogen un caso y lo convierten en la trama central. Es lo que sucede con 'The Killing', una serie basada en otra danesa, y firmada por AMC. Tras cerrar la historia al final de la segunda temporada, y tras muchas dudas, la cadena decidió darle una tercera temporada. Cuando parecía que sería la última, Netflix produjo una tanda de seis capítulos más para darle un final.

The Killing
2011-2014

La historia parece sencilla y si se hubiera hecho de otra manera (o sea, mal) podríamos estar hablando de un teleplay de sobremesa y llorera catársica. Obviamente, aquí hay calidad. Desde el principio, la ambientación, el ritmo, los personajes... todo te atrapa. Sabes que estás ante un drama y de los gordos, y esa tensión contenida que envuelve la historia te mantiene enganchado, deseando saber qué le ha pasado a la chica y al momento, sin haberlo planeado, empiezas a buscar culpables... porque todos son sospechosos hasta que no se demuestre lo contrario. Pero entremos en detalles (no demasiados).

Sarah y Holder. 
Una chica, Rosie Larsen, desaparece y, por el título, nos imaginamos que si la encuentran no será viva. El caso le toca a la detective Sarah Linden, que está a unas horas de coger un avión para irse a otra ciudad con su prometido y su hijo. Es pues su último día de trabajo allí y su sustituto, Holder, ya ha llegado, así es que se enfrentan al caso juntos. Por otro lado está la familia de la desaparecida, de la que no se nos oculta su drama. No es sólo una historia policiaca. Vemos el sufrimiento de la familia, cómo se enfrenta a la situación, sin censurar esa parte de la historia, que es sin duda la más impactante en 'The Killing'. El tercer foco está en el concejal candidato a alcalde, Darren Richmond, que está en plena campaña y que, parece que circunstancialmente, se encuentra relacionado con el caso. Todas las piezas importantes se nos presentan en el primer episodio. Será la misión de la detective Linden, un personaje silencioso, observador, con sus propios problemas, ir encajándolas hasta dar con el asesino (o asesina, o asesinos, o asesinas... jeje).

En el plantel de la serie nos encontramos con varias caras conocidas. En el papel de la madre de Rosie tenemos a Michelle Forbes ('True Blood', 'In treatment', '24'); el concejal es Bill Campbell ('Los 4400', 'Dinastía'); y a la detective Linden, Mireille Enos, la hemos visto en 'Big Love', en 'Guerra Mundial Z' y en 'The Catch'. El más desconocido era Joel Kinnaman, que tras la serie ha aterrizado en 'House of Cards'.

Otra referencia importante es el equipo de productores, entre los que encontramos a Ron French ('Battlestar Galactica') y a Dawn Prestwich ('Carnivàle', 'FlashForward').

Dudo que surjan muchas comparaciones con la producción original, ya que no es una serie que haya sonado mucho y para la mayoría la primera referencia será la versión norteamericana. En mi caso, salvo que me dé el pronto y me trague los veinte capítulos de los que por ahora consta la danesa, me tomo 'The Killing' como algo nuevo, aunque nos suene en cierta manera a algo ya visto. Me refiero a que no es la primera serie que gira en torno a un asesinato. Cuando conocimos de ella, antes de empezar a ser emitida, todos pensamos en 'Twin Peaks'. También, aunque más centrada en la parte legal, pasó con 'Murder One' (y su inolvidable abogado calvo).

Tras finalizar la primera temporada hubo bronca. El capítulo final trajo cola en los USA y no sólo allí. Para los que quieran conocer opiniones críticas, os dejo el enlace al artículo El cine ha muerto que habló bien de ella y que luego corrigió su opinión tras ver cómo había terminado la temporada, y el de ¡Vaya Tele! Personalmente, aunque entiendo el enfado y en parte lo comparto, no soy tan crítico.

Renovaciones, cancelaciones y final
La trama comenzada en la primera temporada terminó al final de la segunda. Cuando parecía que no íbamos a tener más capítulos, la cadena decidió renovarla para una tercera temporada, con una trama única, cerrada. Al finalizar la temporada anunciaron que no habría más. Pero el culebrón no acabó aquí.

Netflix produjo una cuarta más de seis capítulos en la que se cierra la historia desarrollada a lo largo de la tercera temporada, de manera más que correcta, aunque nos deja un remate final cuanto menos abierto a discusión (los que la habéis visto sabéis de qué hablo...).



The Killing
Forbrydelsen
2007-2012

La serie danesa original, emitida en el canal DR, finalizó en 2012.

Aunque la tele danesa nos queda algo lejana, encontramos en esta serie caras conocidas, sobre todo por sus trabajos en el cine. A Sofie Gråbøl, que interpreta a la detective, la vimos en 'El vigilante nocturno', película que después sería versionada en Estados Unidos con Ewan McGregor como prota. Bjarne Henriksen apareció en la genial 'Festen' ('Celebración') de Thomas Vinterberg; y a Ann Eleonora Jørgensen la vimos en 'Italiano para principiantes'.


En fin, una serie muy interesante, que nos rompe la cabeza con mil sospechosos, giros en la investigación, pruebas, testigos, pistas..., todo con ese ambiente frío, nórdico incluso (ese punto danés no lo pierde), con ese ritmo tranquilo y erizado a la vez, que nos acerca, capítulo a capítulo, al escurridizo culpable.

(Entrada Actualizada: 01/10/16.)