Google+ Críticas en Serie: The Chicago Code

lunes, marzo 7

The Chicago Code

Echaba de menos una serie de polis con una trama principal atractiva, y cuando se estrenó 'The Chicago Code' parecía que podía ser la que se ajustara a ese perfil. La serie no olvida el día a día de la policía pero se centra más en una historia de corrupción en las altas esferas de la ciudad. Y viene firmada por Shawn Ryan. La serie fue cancelada tras la primera temporada pero tiene un final en condiciones y merece ser vista, así es que la podéis incluir en la lista de series para ver sin la "obligación" de tener que seguirla mil temporadas.
2011-RIP

El amigo Shawn Ryan ('The Shield', 'The Unit') no se rinde. Tras su fracaso con 'Terriers', volvió con otra de polis, que sin duda es lo suyo, y si no sólo tenemos que echar un vistazo a su filmografía. En esta ocasión la ciudad es Chicago y tenemos al frente de la serie y de la policía a la superintendente Teresa Colvin, interpretada por Jennifer Beals ('Flashdance', 'El demonio vestido de azul', 'L.'), y a su antiguo compañero, ahora a sus órdenes, Jarek Wysocki, dispuestos a enfrentarse al crimen, aunque eso suponga apuntar a los peces gordos de la ciudad.

La serie se presenta como una mezcla de casos que se van entrelazando en torno a una trama más importante. Como novedad, la serie recurre a la voz en off de sus protagonistas, que se van alternando para reflexionar sobre su trabajo, la ciudad, su vida... Entramos así en sus pensamientos, incluso en los de los malos de la serie, y esto sin duda aporta algo distinto: nos permite conocer más rápida e íntimamente a los protagonistas.

Teresa Colvin acaba de ser nombrada superintendente, tras una carrera fulgurante y brillante como policía. Llega con ganas de hacer una buena limpia. Empieza por los policías vagos y corruptos que tiene el cuerpo y, ya que se pone, investiga al mismísimo concejal que la puso en su puesto. No estamos acostumbrados a ver a Beals en un papel así, tan duro, pero está a la altura y lo hace creíble, aunque al principio se nos haga algo raro. A su lado está Wysocki, interpretado por Jason Clarke ('Brotherhood'), el personaje más potente de la serie, el poli que toma las decisiones rápidas y en quien confía plenamente Colvin. Y acompañándolo en la calle no puede faltar un poli novato, Caleb Evers, el papel de Matt Lauria, al que acabamos casi de despedir tras el final de Friday Night Lights, y que trata de estar a la altura y aprender de su compañero (del personaje y del actor), supliendo su falta de experiencia con un olfato policiaco innato. El objetivo de Colvin, el concejal Gibbons, tiene el rostro de un conocido actor, Delroy Lindo, uno de los eternos secundarios del cine norteamericano.

El personaje de Wysocki tiene mucha fuerza y están sembrando una buena trama que engancha. Alterna acción con buenas historias sin olvidarse en ningún momento del caso más importante, y le da mucho protagonismo al villano, como si quisiera contarnos al mismo tiempo lo que sucede en ambas esquinas del cuadrilátero. Es por eso que vamos por delante de los protagonistas, ya que nos llega información de unos y otros, como espectadores casi ubicuos.

Espero que la trama se enrede un poco más y nos dé unas cuantas alegrías a los fans del género policiaco.

Cancelación
La serie no llegó a tener segunda temporada. La cadena FOX se la cargó de golpe unas cuantas y entre ellas una de las mejorcitas de 2011. En fin, que no da uno para disgustos. Al menos la serie tiene un final cerrado que hace que pueda seguir recomendándola a los lectores de Críticas en Serie.



(Entrada Actualizada: 01/12/13.)