Google+ Críticas en Serie: Being Human

lunes, marzo 14

Being Human

Igual que hice con 'True Blood', toca sacar 'Being Human' de aquella entrada dedicada a las series de vampiros, la emancipo y le doy el espacio que se merece. Esta serie, como muchas otras, saltó el océano Atlántico para replicarse en una versión para el canal SyFy. La versión británica finalizó tras la quinta temporada. La americana, tras la cuarta. Veremos si algún día tenemos versión rusa, que la originalidad se ve que escasea estos días. Pero entremos en materia (materia paranormal, a veces cómica, a veces dramática).
2008-2013

La serie viene firmada por Toby Whitehouse, guionista de 'Doctor Who', y le da una vuelta de tuerca más a las series del género. Y es que el mundo vampírico da para mucho. Si nos gustan las creaciones estilo Crepúsculo, tenemos 'Crónicas Vampíricas'; si nos van más las ralladas cómico-festivas de Alan Ball, 'True Blood'; y si queremos una tercera vía, en el Reino Unido nos plantean la posibilidad aparentemente improbable de que un vampiro, un hombre-lobo y un fantasma compartan piso en Bristol (puede parecer un chiste pero no lo es), sean amigos y se enfrenten a todo tipo de situaciones peligrosas.

La serie pasó por varias tramas a lo largo de las tres primeras temporadas (no llegué a ver la cuarta). Los giros en la historia fueron muchos, y se ha convertido en una serie de acción, humor, drama y romanticismo mezclados casi a partes iguales, con altibajos en su calidad pero siempre con ese punto europeo (o sea, no yanqui) que personalmente tanto agradezco en las series, y más cuando se toca un género como este tratando de hacer algo distinto.

George, Annie y Mitchell.
Los personajes principales, como he mencionado ya, son tres. Mitchell es un vampiro que trata de desengancharse de la sangre humana. Quiere vivir como los humanos aunque le cuesta horrores. Este planteamiento es bastante típico de las novelas/pelis de vampiros: el vampiro que lucha contra su adicción. El papel corre a cargo de Aidan Turner, al que pudimos ver en 'The Hobbit' de Peter Jackson. George es un hombre-lobo al que le cuesta hacerse a la idea de su situación. Este personaje nos muestra la reacción que tendría una persona normal y corriente al enfrentarse a esa enfermedad incurable y peligrosa que le hace convertirse una vez al mes en un animal voraz y sanguinario. Este personaje es el que, por su personalidad más cobardica, aporta más comicidad a la serie (aunque sin exagerar). El actor que interpreta a George es Russel Tovey ('What Remains'). Por último está Annie, la dueña de la casa donde este trío de freaks comienza su andadura, que ha muerto recientemente y que anda también muy perdida. Es el personaje ñoño de la serie, el más inocente y sensible. La actriz es Lenora Crichlow.

Aunque en 'Being Human' se plantea precisamente lo que significa su título, "ser humano", esto es, cómo llevar una vida normal siendo un ser paranormal, la historia no se queda ahí. Pronto conocemos que hay más vampiros y hombres-lobo en la ciudad, que están organizados, y las tramas se van centrando cada vez más en el lado vampírico de la serie, porque la mayoría de los congéneres de Mitchell no son tan pacíficos como él, claro, y esto los mete en muchos problemas. Más adelante se presta más atención a los hombres-lobo, pero sin dejar nunca de lado a los chupasangre, que siguen protagonizando las tramas más importantes.

'Being Human' gana en calidad y acción en la segunda temporada y se centra más (demasiado para mi gusto) en lo emocional en la tercera.

La serie ha tenido su spin-off en la red, la webserie 'Becoming Human', con tanto éxito que se emitió también en la BBC tras la finalización de la tercera temporada de su serie matriz. Realmente son episodios minúsculos y lo que harán será emitirlos todos juntos en un único episodio de 50 minutos. En esta webserie se cuenta la historia de un personaje adolescente, Adam, que aparece en la tercera temporada de 'Being Human'.




2011-2014

En la adaptación la idea es la misma aunque no pretenden que los personajes sean una copia de los ingleses. De hecho hasta les han cambiado los nombres. Al vampiro le han puesto el nombre del actor inglés (a propósito), Aidan, el hombre-lobo se llama Josh, y la fantasma Sally. Los creadores pretenden tomar cosas de la serie original pero seguir su propio camino tanto en las tramas como en el desarrollo de los personajes. El personaje de Aidan lo interpreta Sam Witwer, un actor al que hemos visto en 'Smallville' y 'Battlestar Galactica'; a Sally, la actriz Meaghan Rath; y a Josh, Sam Huntington (Jimmy Olsen en 'Superman Returns').

Como he comentado en la entrada, la serie finalizó tras la cuarta temporada.

En fin, seguro que los fans del género vampírico ya conocíais esta serie pero me ha parecido conveniente incluirla junto a sus hermanas norteamericanas más famosas, que no todo lo paranormal sucede al otro lado del charco...



(Entrada Actualizada: 17/09/2016).