Google+ Críticas en Serie: Come Fly With Me

martes, febrero 8

Come Fly With Me

La pareja de humoristas que nos hicieron reír con 'Little Britain' y su secuela americana 'Little Britain USA' ha vuelto para hacerse con el control de un aeropuerto y de sus líneas de bajo coste. La serie ha traído polémica pero las risas se la han comido con patatas. Aunque se había anunciado una segunda temporada para 2013, finalmente la serie fue cancelada por un problema entre los actores. En roce, por lo visto, a veces no hace el cariño.

Come fly with me
2010-2011

Matt Lucas ('Alicia en el País de las Maravillas') y David Walliams ('Stardust') son de sobra conocidos. Y tienen un sentido del humor detectable a kilómetros. Ahora que, cuando sacan ese humor en la tele encuentran tantos fans como detractores. Con 'Come fly with me' consiguieron varias quejas por racismo. La razón, que utilizan personajes arquetípicos y exagerados (una mujer negra, un paquistaní, un hindú dueño de una línea de bajo coste, etc.) pero eso es lo que ellos han hecho siempre, usar arquetipos y llevarlos al límite (del gay hortera, de la funcionaria vaga, del inglés de clase baja, etc.), siempre buscando la risa del espectador y consiguiéndola. Supongo que cuando se toca el tema racial, hay a quien no le hace ninguna gracia. La cosa está en darse cuenta de que es humor, nada más. En la serie, en mi opinión, se toca el racismo para todo lo contrario, como crítica a esos comportamientos racistas, aunque hecha con el punto littlebritainiano que tienen estos tipos.

Como es habitual en sus series, los capítulos se componen de una serie de sketches protagonizados por personajes fijos, la mayoría, y algunos que aparecen puntualmente. Todo sucede en un aeropuerto, así es que allí vemos a las encargadas del check-in, picadas por conseguir un ascenso; al dueño de la aerolínea de bajo coste, que quiere gastar lo mínimo en sus aviones; al relaciones públicas, que es un metepatas; a los que se ocupan de las maletas, un padre y un hijo realmente brutos; a los pilotos, un matrimonio con problemas de pareja; al azafato gay, que hará lo que sea por llevarse el premio al mejor auxiliar de vuelo; y hasta al encargado del control de pasajeros, un racista (este sí) de mucho cuidado que no para de meter la pata tratando de evitar que entren al país esos enemigos que él ve en todas partes (al final os dejo un vídeo de este hombre en una de sus habituales entrevistas a los trabajadores del aeropuerto).

'Come fly with me' terminó su temporada de seis capítulos con gran éxito: se ha convirtió en la comedia más vista en UK en 2010, con diez millones de espectadores. La BBC1 la renovó para una segunda temporada pero se ve que surgió algún problema entre los actores y finalmente nos dejaron sin una nueva tanda de capítulos.

Si habéis visto alguno de los trabajos anteriores de estos humoristas, no tengo nada más que decir. Sabéis lo que os vais a encontrar. Si no, dadle una oportunidad a ver si su sentido del humor encaja con el vuestro. Si es así, ¡disfrutad del vuelo! y no dudéis en recuperar sus anteriores series, 'Little Britain' y 'Little Britain USA'.



(Entrada Actualizada: 1-11-2013).