Google+ Críticas en Serie: Terriers

martes, febrero 15

Terriers

Shawn Ryan, productor y guionista de 'The Shield', y Ted Griffin apostaron por una de detectives aficionados que aceptan trabajos que les dan más problemas que beneficios. Aunque estas series suelen ser procedimentales, aquí nos encontraremos con una trama que se lía un poco más con cada nuevo episodio. La serie aguantó una temporada y ahí se quedó, con un final más abierto que cerrado, pensado por si finalmente era renovada; pero no tuvimos esa suerte.
2010 RIP

Esta 'dramedia' de detectives junta a dos personajes bien distintos, un policía expulsado del cuerpo y a un ladronzuelo retirado del crimen. Los dos se han ido de sus "extremos" y han ido a parar al punto medio: son detectives aficionados (ni están titulados ni tienen permiso para ejercer, como J. Ames en 'Bored to Death'), y no dudan en saltarse la ley si con ello resuelven sus casos y sacan algo de pasta para llegar a fin de mes.

Hank Dolworth es el personaje del ex policía, ex marido y ex alcohólico que interpreta Donal Logue ('Life', 'Grounded for life', 'Urgencias', 'Sons of Anarchy'). Está en horas bajísimas y encima su ex mujer, a la que le cuesta olvidar, está con otro tío y en serio. Su amigo y socio es Britt Polack, el papel de Michael Raymond-James ('True Blood', 'Once Upon a Time'), y ha dejado de robar para ser un chico bueno junto a su novia, interpretada por Laura Allen ('Los 4400'). También su pasado criminal le pondrá varias piedras en el camino. Por cierto, que al personaje de Hank, en cuanto lo vi, me lo imaginé interpretado por Jeff Bridges (de joven, claro).

La serie se podría quedar en una concatenación de casos que resolver, nada raro en este tipo de propuestas, pero no ha sido así. En lugar de eso, alterna su atención entre la vida de los personajes, más dramática que cómica, y la trama principal, un caso que se va complicando poco a poco hasta ocupar casi todo el hilo argumental de 'Terriers'.

En mi opinión, 'Terriers' es de las de pasar el rato aunque con un punto extra de calidad. Aunque no pretende ser una genialidad televisiva, sí consigue diferenciarse del resto de series de detectives y criminales. Los protas no son unos superpolis indestructibles ni unos detectives con unas dotes deductivas fuera de lo común. Al contrario, siempre parece que les va a salir el tiro por la culata. Quizá por eso se hacen más cercanos al espectador, más humanos, y no dejamos de ver sus debilidades, que son muchas.

La serie tuvo poco apoyo de la audiencia en los USA. Hay quien dice que Shawn Ryan cometió su primer error al elegir el nombre de la serie, por ser muy poco comercial. Claro que también dijeron lo mismo de 'The Good Wife' y ya es una de las grandes.

El final
Cuando llegamos al último capítulo queremos que la historia quede cerrada y no es así. Por mucho que intentaran jugar a dejar un final ambiguo pero decente en espera de la renovación, el tiro les salió por la culata, ya que la sensación es de que se ha quedado más abierto que cerrado. En mi opinión, todo un desperdicio de personajes, que podrían haber dado mucho juego si el destino (las audiencias, la cadena, los guionistas) hubiera estado más de su parte.



(Entrada Actualizada 01/11/2013).