Google+ Críticas en Serie: Nikita

viernes, diciembre 31

Nikita

De un tiempo a esta parte hemos entrado en una vorágine de remakes que dice mucho de la falta de ideas en según qué cadenas de televisión. A veces, las menos, consiguen actualizar una buena idea y les sale algo digno. Otras, muy pocas, la mejoran. En la mayoría de la ocasiones les sale el tiro por la culata. Con 'Nikita', sinceramente, tendré que pedir la opinión de quien haya visto la original, de la que tengo un vaguísimo recuerdo del todo insuficiente para compararlas. La serie finalizó tras su cuarta temporada. Pero empecemos por el principio, que Nikita no nació ayer...
1990

Todo comenzó con Luc Besson ('El quinto elemento') y su película 'Nikita, dura de matar', en la que Anne Paurillard fue la elegida para dar vida por primera vez al personaje de Nikita y gracias al cual se llevó un premio César, de los nueve a los que estuvo nominada la peli.

El argumento de la película, como en las series, nos presenta a una mujer captada por una organización secreta utilizada para hacer trabajos sucios para el gobierno y para sí misma. Aunque parten de la misma idea, la película y luego las dos series la desarrollan de diferente forma.

Curiosamente, la película tuvo años después su adaptación al cine americano con 'La asesina' ('Point of the not return'), con Bridget Fonda de protagonita y Luc Besson ahora de guionista.





La Femme Nikita
1997-2001

Años más tarde llegó la serie canadiense, que tuvo mucho éxito de audiencia. Aquí Nikita es Peta Wilson, la rubia con la que todos asociamos esta serie, una agente que trabaja en la Sección 1, una organización antiterrorista secreta que trabaja de manera fría y calculadora. Si hay que matar, se mata, y si algún agente no hace su trabajo, se lo "cancela". Nikita, después de muchas vueltas, acaba trabajando desde dentro para acabar con la organización, con su amante, Michael, Roy Dupuis, (que siempre me recordó al hermano guapo de Javier Cámara).




Nikita
2010-2014


Y todo para llegar a la nueva Nikita que, aunque parte de la misma idea que sus antecesoras, la ha planteado de forma distinta. Aquí nos encontramos con que Nikita está ya fuera de la organización (que ahora se llama La División). No está de acuerdo con lo que se hace allí, sobre todo después de que se cargaran a su novio (normal...), y ahora quiere hacer todo lo posible por acabar con ella. Para ello, alecciona a una chavala, Alex, que también tiene cuentas pendientes con los malos de la trama, y la mete como candidata a agente en La División. Por supuesto, aquí también aparece el personaje de Michael... el ex amante de Nikita y jefecillo de los agentes de la organización en cuestión.

En el papel protagonista encontramos a Maggie Q, con un aspecto bien diferente al de la rubia Nikita de los noventa. No en vano es hija de un americano de origen polaco-irlandés y una vietnamita. A esta actriz estamos acostumbrados a verla en pelis de acción, que es lo suyo, como 'La jungla 4.0' o 'Misión imposible 3'. El papel de Michael lo interpreta un viejo conocido de 'Urgencias', Shane West. La amiga de Nikita, Alex, os sonará de 'Cómo conocí a vuestra madre', ya que el papel está en manos de Lyndsy Fonseca.

La serie es de las de pasar el rato. La historia está muy vista y tampoco es que aporte nada nuevo en la forma de contarla. La idea de la chica contra la organización maligna ya la hemos visto muchas veces: 'Alias' y 'Dollhouse', por ejemplo, lo hacen de maneras (y éxitos) distintas. Además, nadie se cree que la espichada de Nikita pueda dar las palizas que da usando solo sus manitas. Pero bueno, es acción, buenos y malos y no está mal hecha. Divierte si no esperas nada de ella.

En mi caso, sólo le di una temporada de margen. Las audiencias y la cadena le dieron más y llegó a cuatro temporadas.



(Entrada Actualizada: 08/09/16).