Google+ Críticas en Serie: Californication

lunes, noviembre 8

Californication

Cuando supimos que el agente Mulder volvía a la tele nos esperamos lo peor. Y nos equivocamos. 'Californication' nos ha traído al mejor David Duchovny, que encarna a una especie de Chinasky algo descafeinado y "más" maduro. La serie mezcla comedia y drama de forma genial, con personajes secundarios de esos que acaban teniendo mucho peso y dando grandes escenas. La serie finalizó tras su séptima temporada, y con ella se nos fue uno de los grandes personajes de la televisión y una de las familias más extrañas.

Californication
2007-2014

'Californication' es una serie que gira casi exclusivamente en torno a Hank Moody, el personaje de Duchovny. Hank es un escritor que triunfó con su primera novela pero que ahora tiene la cabeza en otras cosas y prácticamente vive de las rentas. Su principal preocupación, cuando la recuerda, es dejar de ser tan mujeriego para no perder del todo al amor de su vida, Karen, interpretada por Natascha McElhone ('El show de Truman', 'Solaris'), y a Becca, la hija de ambos. Pero a Hank le cuesta mucho dejar de ser él mismo.

Hank es un ligón descontrolado. La combinación de escritor pasota, aparentemente inmaduro, impertinente, soez en muchas ocasiones y provocador le hace ser muy atractivo para infinidad de mujeres, de toda edad y condición. Esto le lleva a meterse en bastantes líos de los que no siempre sale indemne (véase su historia con el personaje algo lolita de Madeline Zima ('Heroes')). Karen quiere que Hank cambie a la vez que le sigue gustando como es, pero inevitablemente la relación entre ambos se resiente. En la vida real, es conocido que Duchovny sufre de adicción al sexo y que incluso tuvo que ir en su día a rehabilitación. Es de suponer que interpretar a este personaje no le ayudaría demasiado con su problema, si es que no fue la causa, aunque seguro que sí para ganar el Globo de Oro en 2008.

Junto a Hank, como su Sancho Panza particular, encontramos a Charlie Runkle, su agente literario, interpretado por Evan Handler ('Sexo en Nueva York', 'Studio 60'). Este es otro personaje extremo en la serie. Está casado con Marcy (Pamela Adlon, 'Louie'), pero está tan salido que no duda en ser infiel, aunque esto le traiga muchos problemas, y se los trae. En la tercera temporada la serie rescata a la veterana actriz Kathleen Turner (¡qué mal ha envejecido esta mujer, madre mía!), que se convierte en la jefa salidorra y acosadora de Runkle.

Como veis, es una serie sobre fidelidad (o su falta), inmadurez y sexo, mucho sexo, construida con infinidad de diálogos inteligentes, de humor no apto para menores y, aunque parezca mentira, nada carente de romanticismo.

La serie contiene muchas referencias musicales, empezando por su nombre, lo que le llevó a un contencioso con los Red Hot Chili Peppers, que tiene un disco y una canción con ese nombre. La productora arguyó en su día que el término 'Californication' no es un invento de la banda de rock, sino que se había usado anteriormente en prensa y también por algún otro grupo musical. Además del título, la serie tiene más referencias culturales. Entre otras, los nombres de las novelas de Hank, que coinciden con los de dos discos de la banda Slayer.

'Californication' merece la pena de cabo a rabo. Por los personajes, por los diálogos imposibles llenos de humor irónico, sexual y escatológico, y por lo que siempre triunfa en todo buen guion: una historia de amor (amor a Karen, amor a su hija), quizá imposible, que es en definitiva la trama principal de la serie.



(Entrada Actualizada 28/08/16.)