Google+ Críticas en Serie: Hawaii Five-0

martes, octubre 19

Hawaii Five-0

Treinta años después de la finalización de la original 'Hawaii Five-O', la CBS recoge la idea y la actualiza a nuestros días. Acción, palmeras y buen rollito entre los protas es lo que encontraremos en esta "nueva" serie que tiene lo necesario para pasar un buen rato sin pensar demasiado delante de la tele. La serie espera ya su séptima temporada.

2010-

El creador y guionista de la 'Hawaii Five-O' original, Leonard Freeman, se pone otra vez al frente de la serie, con la compañía inestimable de los productores Roberto Orci, Alex Kurzman (los mismos de la gran 'Fringe') y Peter M. Lenkov ('CSI: New York').

Cuando la cadena se planteó volver a explotar la idea, se pensó en hacer una secuela de la original, en la que el protagonista fuera el hijo del personaje principal de la serie antigua. Al final la idea se desestimó y lo que nos ha llegado es un remake actualizado a nuestros tiempos. Entre los cambios, por su puesto el nombre, que tiene una pequeña diferencia: en la versión setentera el nombre acaba en una letra (O) y en la nueva en un número (0). La explicación en la versión original del nombre de la serie era que Hawaii es el estado número 50 de los USA.

La serie no tiene una trama particular que la haga destacar por encima del resto de producciones del género. Es la típica serie de polis buenos y algo brutos, y criminales malos bastante cutres. Los primeros persiguen a los segundos, hay tiros y los malos acaban en la cárcel. Nada más. Engarzada por los pelos entre estos casos policiales, apunta una trama-excusa, causa principal de que el protagonista, Steve McGarret, acepte encabezar el grupo especial que está bajo el mando directo de la gobernadora de la isla: su padre ha muerto en extrañas circunstancias, quiere descubrir qué ha pasado y aceptar el trabajo le permitirá tener los medios necesarios para llevar a cabo la investigación.

Los miembros de este equipo especial de policía son bien conocidos. McGarret es interpretado por Alex O'Loughlin, el vampiro de la cancelada 'Moonlight; a su compañero, el nuevo en la isla, Danno, le da rostro Scott Caan, de reciente paso por 'Entourage'; y luego están los otros dos miembros del grupo, algo secundarios, Chin Ho Kelly, el poli acusado de corrupción, interpretado por el Kwon de 'Lost', Daniel Dae Kim, que se ve que no quiere salir de la isla; y Kono Kalakaua, la poli novata, personaje en manos de la ex cylon de 'Battlestar Galactica' Grace Park. Como secundarios, la gobernadora es interpretada por Jean Smart ('24'), y encontramos a un forense pirado que encarna el que fuera Hiro Nakamura en 'Heroes', Masi Oka.

Mucho lostie en Hawaii.
Con el paso de las temporadas vemos otros actores por la serie, como el lostie Terry O'Quinn, o a Ian Anthony Dale ('The Event').

Scott Caan, aunque parezca sorprendente, estuvo nominado al Globo de Oro por su papel en 'Hawaii 5.0'.

Además de la acción y la investigación policial, tiene gran peso la relación entre los dos protagonistas. McGarret y Danno son muy distintos, tanto en su forma de ser como en la manera de realizar su trabajo y eso provoca piques, discusiones y bromas casi constantes. Como hay buena química en pantalla, se consigue cierta comicidad que encaja muy bien entre las persecuciones y los tiroteos.

El famoso tema de entrada de la serie de los setenta, por la que en su día ganó un Emmy, se mantiene en la nueva versión, algo más corto y actualizado pero con la misma "caña" que el original.

Después de ver los primeros capítulos la serie pinta bien como producto de acción sin pretensiones. Si algo no me termina de encajar por ahora es la finalización de los casos. Todo se resuelve demasiado rápido, como si los guiones estuvieran de alguna manera descompensados, y no es porque los capítulos sean cortos en tiempo. Es cosa de guión. O a lo mejor es cosa mía, a saber.

(Entrada Actualizada: 28/08/2016.)



1968-1980

Doce años de emisión dan para mucho. Indudablemente fue una serie de éxito, pero lo que más recuerda la gente es, por supuesto, la música interpretada por The Ventures.

El grupo especial está formado por los mismos personajes que en el remake, sólo que Kono, en lugar de ser  una mujer era un hombre, y apareció en una tv movie que se hizo sobre la serie en 1997. Jack Lord encarnó a McGarret, aunque el papel se le ofreció antes a otros actores; hasta el mismo Gregory Peck estuvo a punto de quedárselo. A lo largo de esos años, muchos actores pasaron por la serie interpretando papeles pequeños: entre ellos Martin Sheen, Leslie Nielsen o Ricardo Montalbán, entre otros.