Google+ Críticas en Serie: Carnivàle

domingo, octubre 3

Carnivàle

Hace unos años la HBO emitió una serie en dos temporadas que no sonó demasiado pero que merece nuestra atención. El plan original de su creador, Daniel Knauf (que no tiene mucha suerte con lo que hace, la verdad), era grabar una serie de seis temporadas, con tres tramas principales de dos temporadas cada una. Antes de acabar la emisión de la segunda, la cadena decidió que no habría una tercera. No es muy común hablar a estas alturas de una serie cancelada hace años. No obstante, merece la pena ver lo emitido ya que la calidad del producto es más que destacable. Ojalá hubiera continuado.
2003-2005

Si juntamos la situación de los USA tras la crisis del 29, con una feria ambulante llena de freaks, poderes sobrenaturales, mitología y religión tenemos 'Carnivàle', una serie donde somos los espectadores de la eterna lucha del bien contra el mal de inspiración bíblica en medio de los secarrales tejanos, la pobreza, el fanatismo analfabeto y el instinto de supervivencia de aquellos tiempos.

La historia comienza cuando Ben Hawkins (Nick Stahl; 'Sin City') pierde a su madre y es recogido por una feria ambulante. Viviendo entre los feriantes descubre cosas sobre su padre, sobre él mismo y acerca de lo que va a ser su destino, algo que jamás habría imaginado antes de unirse a la feria. Allí toma contacto con varios personajes, entre otros con el gerente, un enano interpretado por Michael J. Anderson ('Mulholland Drive', 'Twin Peaks'), el cojo Jonesy, encarnado por Tim Dekay ('White Collar') o la hija de la adivinadora, Sophie, papel en manos de la conocida actriz Clea DuVall ('The Faculty', '21 gramos', 'Identity').

Muy lejos de allí, se nos presenta al reverendo Justin, papelón que borda Clancy Brown (el malo de 'Los Inmortales'), que es un cura muy "peculiar" (para no dar más detalles). Junto a él está su hermana Iris y el periodista Tommy Dolan, encarnado por el conocido Robert Knepper ('Prison Break', 'Héroes').

Las historias de los dos personajes principales, Ben y Justin, se nos presentan por separado, aunque desde el principio sabemos que sus caminos inevitablemente acabarán por encontrarse.

Lo que en principio parece una historia de supervivencia, curiosa por los personajes circenses de la época (la mujer barbuda y el hombre forzudo, entre otros) y por el reflejo de un momento de profunda crisis económica, se convierte en una historia épica, llena de personajes con extraños poderes sobrenaturales (nada que ver con la feria ambulante de 'Héroes') y mitología oscura. La cancelación de la serie dejó sin desvelar muchos de estos misterios aunque, insisto, eso no le quita nada de interés.

La decisión de cancelar esta serie fue claramente económica. Cada capítulo costaba en torno a 4 millones de dólares y cuando la audiencia dejó de responder, la HBO se la cargó. Por supuesto, los seguidores más fieles pidieron que la serie no desapareciera. En un fin de semana se recibieron unos 50.000 correos electrónicos pidiendo que no se cancelara. Cuando se vio que no había marcha atrás, se pensó en cerrarla con una película pero Knauf no quiso.

'Carnivàle' es una joyita de la televisión. Baste decir que varios capítulos fueron dirigidos por alguien con muy buen ojo en esto de las series, Rodrigo García. Por eso, a pesar de haber sido cancelada, recomiendo a los lectores del blog que le echen un vistazo, aunque sea al primer capítulo, y que luego decidan si siguen con ella o no. Merece la pena probarla.



(Entrada Actualizada: 28/08/2016.)