Google+ Críticas en Serie: Justified

martes, abril 13

Justified

Una de pistoleros. Bueno, de pistolero, porque aquí el único que desenfunda rápido, lleva sombrero vaquero y camina con porte de western es el protagonista, Raylan Givens, un marshal de los USA que tiene el gatillo fácil y un pasado que se va destapando poco a poco. La serie fue creciendo con cada capítulo, con cada temporada, llena de grandes antihéroes y con un secundario que se ha convertido prácticamente en coprotagonista, Boyd Crowder. Empezó siendo una serie modesta y ahora está en mi lista de imprescindibles. La sexta fue la última temporada.

2010-2015

No es una serie del oeste americano pero como si lo fuera porque no falta casi nunca la escena en la que el prota y el malo se la juegan a ver quién la saca más rápido. Este es el estilo de Raylan Givens, un marshal (alguacil que ejecuta las órdenes de las cortes federales de los USA) al que, por tener ese gatillo fácil, envían a trabajar donde menos quiere estar: al pueblo de donde vino, donde está su pegajoso pasado, en Kentucky.

La serie está basada en un relato corto (luego novela) del fallecido Elmore Leonard, algunas de las cuales ya han sido llevadas al cine y a la televisión por directores como Tarantino, Sonnenfeld o Soderbergh ('Jackie Brown', 'Get Shorty', 'Be Cool' o 'Un romance muy peligroso').

El reparto está encabezado por Tymothy Olyphant, conocido por su participación en 'Deadwood' y 'Damages'. Natalie Zea ('Dirty Sexy Money', 'The Following') encarna a la ex mujer de Raylan y volvemos a ver a Walton Goggins (Shane Vendrell en 'The Shield'), ahora totalmente fuera de la ley (y algo ido de la olla), en el papelazo de Boyd Crowder, criminal, predicador, y particular orador, que se convertirá en un enemigo/¿amigo? del prota al que acompañará a lo largo de toda la serie. También el personaje de Ava (Joelle Carter) va ganando peso con su particular evolución.

'Justified' empezó teniendo buena pinta y se convirtió en un acierto total. Tiene el justo equilibrio entre acción y drama salpicado de situaciones más o menos chistosas entre prota y criminales. Está claro que Raylan es el prota, pero la lista de grandes secundarios de cada temporada consigue que el peso de la serie quede, sin ser una serie coral, muy bien repartido. El personaje de Mags Bennett, interpretado por Margo Martindale ('The Americans'), le supuso a ésta un Emmy más que merecido; otros para enmarcar son el grimoso Dickie, encarnado por Jeremy Davies ('Lost') o el extraño Robert Quarles, interpretado por Neal Mc Donough ('Band of Brothers', 'Desperate Housewives').

De por sí, el personaje de Raylan es atractivo: un tío con un pasado lleno de historias que todavía no sabemos pero que ya se apuntan, con una personalidad que rompe moldes, con ese punto de pistolero que se toma la justicia por su mano, aunque intenta que sus acciones siempre estén "justificadas", anacrónico en su aspecto y en sus formas y, como le dice su ex mujer, siempre cabreado. El actor está a la altura del personaje, aunque a veces no parezca lo suficientemente "duro", pero quizá es que simplemente el personaje requiere ese perfil.

Mags y Raylan.
Raylan no se entiende sin Boyd. De hecho, 'Justified' no se entiende sin Boyd. Para mí, la serie no habría podido aguantar estos seis años si no fuera por Boyd y por los excelentes criminales "invitados" que han tratado temporada tras temporada llevarse su parte del pastel, alternando protagonismo con el siempre presente Boyd Crowder.

En fin, una serie que maduró muy bien, sin hacer demasiados aspavientos pero sin defraudar a sus seguidores, y que ha supo cerrar su sexta y última temporada con un final redondo, sin demasiadas sorpresas, y sin ningún "pero" que añadirle.

Ya estoy echando de menos los diálogos (muchas veces monólogos) del gran Boyd Crowder.

Aquí os dejo el tráiler para que le echéis un vistazo.


(Entrada Actualizada 24/07/16.)