Google+ Críticas en Serie: Alias

miércoles, marzo 3

Alias

Recuerdo cuando vi esta serie. Empecé con ella por aburrimiento. No sé por qué, yo la asociaba con 'Nikita' (la original). Sería por eso de ser una mujer la prota, de acción y demás. Por aquel entonces Jennifer Gardner no era conocida por ser una mala actriz ni por ser la exmujer de un mal actor, y JJ Abrams no había pegado el pelotazo de 'Lost'. Pero la serie ya tenía algo que la hacía diferente. La mezcla de espionaje y mitología paranormal es una locura, pero funciona. Sigo esperando un spin-off sobre Rambaldi. Daría para mucho.
2001-2006

Quizá lo que más me sorprendió, y supongo que a todos los que la vieron, es que es una serie que empieza siendo de espías, contraespías y acción pura y dura pero que va fundiéndose poco a poco con otro género completamente distinto: el de lo paranormal. Quien sólo ha pasado por la serie haciendo zapping esto le puede sonar a nuevo ya que tendrá la idea de que 'Alias' es una serie de una agente secreto buenorra, Sydney Bristow, que se infiltra haciéndose pasar por otra persona (de ahí lo de "alias") para cumplir misiones para la CIA o una agencia similar, y punto. Es normal. Pero la cosa cambia, y mucho. Conforme se desarrolla la historia vemos que la trama principal que une todas las temporadas y da sentido a todo lo que en la serie va sucediendo es algo mucho más místico-fantástico-mágico de lo que puede en un principio parecer.

El equipo del SD-6.
Antes de meternos en esa trama (y para que sirva de aviso para los que no quieran saber demasiado antes de ponerse a verla) voy a comentar algo sobre el reparto. Además de la Gardner, la serie sirvió para dar a conocer a Greg Gunberg, que de ser un simple secundario en esta serie pasaría a ser un coprotagonista en 'Heroes' donde hace de Matt Parkman, el telépata.

También nos suena el más veterano Victor Garber, el padre de la protagonista y que luego ha participado en 'Eli Stone' y 'Deception'. Bradley Cooper, que encarna a un amigo de la prota, se dio a conocer aquí, y luego lo hemos visto en 'Resacón en Las Vegas', 'El equipo A' y nominado al Oscar por 'El lado bueno de las cosas', además de por producir una serie basada en una peli en la que él había sido prota: 'Limitless'. También aparecen Melissa George ('Hunted') y Rachel Nichols ('Continuum'). Por último destaco a Lena Olin, a la que vimos en las películas 'Darkness', 'Awake' y 'The Reader'.

Cada día un look nuevo.
Los capítulos de acción pura, típicos de pelis de espías, un poco a lo misión imposible a veces y casi siempre con la agente Bristow como agente encubierta, son la salsa que sazona la trama principal de 'Alias', que es doble.

Por un lado, la historia de la propia Bristow, que fue reclutada por una rama de la CIA, el SD-6. Su padre está también en el SD-6 pero como agente doble de la CIA. Al frente del bando criminal está Arvin Sloane, director de la célula y también personaje antagonista de la segunda línea argumental.

Para la protagonista, vivir es un verdadero lío: es agente doble y además tiene que llevar una vida con amigos, novietes y demás en el mundo "real", donde como tapadera aparenta trabajar para un banco. La pobre se pasa todo el día tratando de que descubran en casa que es una espía, y evitando en el trabajo piensen que es una espía doble o triple.

JJ Abrams haciendo de las suyas.
La segunda trama es la paranormal y gira en torno a Milo Rambaldi, un profeta, alquimista y físico del siglo XV que dejó infinidad de objetos extraños, muchos de ellos piezas de algo mayor, otros complejos soportes de profecías. Este personaje da para hacer una serie sólo con él como protagonista.

Aquí se le presenta como un arquitecto que trabajó para el papa Alejandro VI y que dejó planos de inventos actuales, profecías apocalípticas al estilo de Nostradamus y más de una semilla plantada para enredar el guion de 'Alias'. El antes mencionado Sloane está obsesionado con Rambaldi y ha dedicado toda su vida a recuperar los objetos que hay repartidos por todo el mundo y a entender sus profecías.

Conforme avanza la serie la historia se va volcando cada vez más en esta segunda trama, clara señal de que a JJ Abrams ('Lost', 'Fringe') le iba creciendo su pasión por el género paranormal. Es por este lado fantástico por lo que destaco la serie. No niego que los capítulos de acción y espionaje están bastante bien, pero sobre todo sorprende y atrae por la trama "extraña" que engancha hasta el final.

En fin, una serie que rescato del pasado reciente para quien quiera hincarle el diente.



(Entrada Actualizada: 24/07/2016.)