Google+ Críticas en Serie: Caprica

martes, febrero 23

Caprica

Para los seguidores de 'Battlestar Galactica', no hay precuela que por bien no venga, aunque, como es el caso, acabaran finiquitándola tras su única temporada. Para quien no la haya visto diré que no espere más de lo mismo (que sería genial), con lo bueno y lo malo que esto conlleva. En 'Caprica' conoceremos cómo empezó todo y sólo por esto ya merece la pena verla. El universo de 'BG' da para mucho y seguiremos esperando que algún día consigan darnos algo bueno y duradero.
2009-2010 RIP

'Caprica' nos cuenta la historia de la creación de los cylons en el planeta Caprica, casi sesenta años antes del comienzo del ataque a las colonias con el que comienza la primera temporada de 'BG'. Este salto temporal hace que casi todos los personajes que conocemos de la serie original todavía no existan. La excepción es Adama, al que vemos recién salido de la infancia, más preocupado todavía por pasárselo bien e integrarse en su familia de gánsteres tauronianos que por comandar una estrella de combate y salvar a la humanidad.

La trama principal gira en torno a la hija de Daniel Graystone, creador de una especie de matrix que aprovechan los jóvenes para desvariar, entre ellos su hija Zoe quien, no se sabe muy bien cómo, acaba formando parte de una secta que, al contrario que el resto de las colonias, sigue a un solo dios (esto os va sonando ya a religión cylon...) y tiene fama de terrorista como poco.

La serie comienza con un acto terrorista que se lleva a un montón de gente por delante, entre ellos a la mencionada hija, cuyo avatar en la matrix (holobanda, la llaman) acaba dentro de un prototipo de robot con uno ojo rojo más que reconocible. En el atentado también mueren la madre y la hermana del niño Adama.

En 'Caprica' reconocemos a algunos actores televisivos, como a Polly Walker ('Roma'), que es Amanda, una de las líderes de la secta monoteísta, y a Magda Apanowicz ('Kyle XY', 'Continuum'), la mejor amiga de Zoe. Por supuesto, los guionistas son los mismos de la serie origen (del remake, claro): Ryan Mottershead y Jane Espenson.

Después de ver 'Battlestar Galactica' puede que esperemos de 'Caprica' algo similar, pero todos sabemos que eso no es posible. Los creadores de la serie se han dado cuenta de que contar lo que sucede tras la serie no tiene demasiada gracia, que lo interesante es contar de qué polvos vienen esos lodos. Y con que seamos un poco friquis de la serie vamos a disfrutar con la historia, la ambientación y los personajes. 

En fin, los que os pongáis con ella (mejor si habéis visto antes BG, aunque está hecha para que se pueda ver sin haberlo hecho) ya me iréis diciendo qué os parece. 

Cancelación
La serie se fue quedando sin audiencia y la cadena ha prefirió "dejarla ir". Emitió toda la temporada y se centró en otro spin-off de 'Battlestar Galactica', 'Blood and Chrome', que pudimos ver como miniwebserie. Por supuesto, los fans de la serie se organizaron para pedir la salvación de la serie, sin ningún éxito.

El final de la primera y única temporada, de 18 capítulos, es, al menos aceptable. Trata de cerrar varias cuestiones y apuntar hacia lo que años después sucederá en la serie matriz, así es que, si se es seguidor de BG y se quiere ahondar en su universo, no está mal ver esta serie, incluso habiendo sido cancelada.



(Entrada Actualizada: 24/07/2016.)