Google+ Críticas en Serie: The Vampire Diaries

viernes, octubre 16

The Vampire Diaries

Como ya comentamos en la entrada dedicada a series sobre vampiros, se estaba preparando la emisión de una basada en las novelas de L.J. Smith, 'The Vampire Diaries' ('Crónicas Vampíricas'). Aunque de primeras os puede recordar a 'Crepúsculo' (cuyos libros son posteriores, por cierto) en cuanto le echéis un vistazo a la serie veréis que la idea no tiene mucho que ver (bueno, algo sí). La serie alterna temporadas interesantes con otras realmente aburridas, juega con el triángulo amoroso entre los dos vampiros hermanos y la prota hasta la extenuación y no para de sacarse malos de la manga. Es normal que enganche. Tendrá octava temporada, que será la última.

The Vampire Diaries
Crónicas Vampíricas
2009-

La serie está pensada para atrapar al público adolescente. Como en 'Crepúsculo', la historia gira en torno a las relaciones amorosas entre humanos y vampiros quinceañeros. Esta 'Sensación de Vivir Vampírica' incluye de serie el morbo del trío amoroso. Resumo: es la historia de una chica, humana, de la que se enamoran dos hermanos vampiros, uno bueno y otro malo. Más simple, un chupa-chups. Como novedad, los vampiros pueden pasearse bajo la luz del día sin problema, siempre y cuando lleven puesto un anillo horterilla que los protege de los letales rayos solares. La serie está llena de chavales/as con las hormonas revolucionadas y de vampiros... con las hormonas vampíricas igualmente revolucionadas. Así es que la audiencia está asegurada, confirmado: en USA ha batido el récord de audiencia en la cadena que la emite, CW.

Los guapísimos actores y actrices protagonistas son: Paul Wesley, que encarna al prota vampiro (y que ya hizo de un ser paranormal -medio ángel- en la miniserie 'Fallen'), y Nina Dobrev, la chica humana enamoradiza (y que viene de hacer la secuela de la serie 'Degrassi'). El papel del hermano malo queda para Ian Somerhalder (Boone en 'Lost').

En fin. Después de ver sólo un par de capítulos mi impresión es que, aunque me encantan las series de vampiros, ésta no parece que vaya a ser una de las que consiga sentarme frente al televisor (y si lo hace será para ver otra cosa).

2012
Tras los consejos reiterados de muchos lectores del blog, he vuelto a ponerme con la serie y he devorado en modo maratón la primera temporada. Efectivamente no es tan crepuscular como pensaba tras ver los primeros capítulos. Mejora notablemente y, aunque tiene un alto nivel de ñoñería amorosa que me sobra, la acción es trepidante casi en cada capítulo. Es raro que acabe un episodio de manera descendente: siempre tratan de dejarnos con ganas de ver el siguiente. Es verdad que conforme la serie avanza parece que el pueblo donde transcurre la historia esté cada vez más lleno de vampiros y con la mayoría de los humanos enterrados en una cuneta, pero igualmente saben crear una trama que engancha, jugar con los personajes y dejarnos con ganas de más. Incluso saben reírse de sí mismos. Cuando me ponga al día con la serie (ya va por la tercera temporada), volveré para redondear la crítica.

2013
He de admitir que sigo con ella, aunque cada vez me gusta menos. Después de entrar en una vorágine de seres no humanos (como ya hiciera con más gracia 'True Blood') 'The Vampire Diaries' se ha cansado de sí misma. Brujas, hombres lobo, híbridos, cazadores de vampiros, espíritus, fantasmas, vampiros originales, vampiros más que originales... de todo han tenido que meter para darle más y más capítulos a una serie que ya está más muerta que viva (perdón por la broma, es muy mala). Ya casi ni les quedan fiestas, bailes y festivales que inventarse en ese pueblo (los que la vean, sabrán a qué me refiero).

Y a pesar de todo ya podemos ver su spin-off, una serie, 'The Originals' en la que los protagonistas serán los vampiros originales a partir de los que surgieron todos los demás (y que dejará a la serie madre casi sin actores, por cierto).

2014

No puedo más. Me rindo. A los que sigan con la serie habría que ponerles un monumento (o llevarlos a terapia). Hasta a los actores se les ve algo hartos de sus personajes. Los veo envejecer (y eso que no deberían, que son vampiros...). Cuando la serie acabe (dentro de mil años), que alguien me cuente el final.

2016

¿Sigue en emisión? Hum. Pues sí, ahí sigue: tendrá octava temporada y será la última.




(Entrada Actualizada: 23/07/2016.)